SEGUINOS

POSADAS

Maciel propone recuperar las tierras de Alto Paraná para la producción de alimentos

“Hoy ya no se ocupan los territorios con ejércitos, ahora lo hacen con capitales”, advirtió el diputado provincial Ricardo Maciel, al mostrar preocupación por la acumulación de tierras en la provincia por parte de la empresa chilena Alto Paraná.





Ante esa situación y con el fin de encontrar una solución al problema, comenzó a trabajar en la redacción de un proyecto que apunte a reconvertir esos terrenos. “La idea es recuperarlos, no llegar a la expropiación sino a la cesión por parte de la empresa a los productores, para intercalar actividades productivas agrícolas en las plantaciones forestales”, explicó.



 



 



La iniciativa,  que tendrá como objetivo una reparación histórica, buscará ceder espacios a los chacareros de los municipios de Wanda, Puerto Esperanza, Libertad y Colonia Delicia. Es que, según su visión, algunos de estos pueblos podrían desaparecer en el futuro si los pobladores no tienen posibilidades de trabajo.



 



 



El legislador recordó que el grupo del chileno Anacleto Angelini adquirió Alto Paraná en 1996 y desde entonces aplicó una contundente política de acumulación de tierras. “Ha desplazado, y muchísimo, a los productores, especialmente del norte. Todo esto ocurrió por decisiones políticas del pasado que facilitaron ese proceso”, agregó.



 



 



Observó que para lograr una provincia productora de alimentos habría que recuperar la zona del alto Paraná y destinarla a actividades agrícolas. Sucede que esa región –según señaló Maciel- tiene suelos muy fértiles y la mayoría está siendo ocupada por la empresa chilena, que en su momento generó fuentes laborales pero que en la actualidad con la tecnificación ha desplazado a cientos de trabajadores. 



 



 



Tarea difícil



 



En diálogo con FM Stop de Eldorado, el diputado Maciel reconoció que la tarea de reconvertir esas tierras no será sencilla. Pero consideró que “como misioneros nos merecemos discutir y ponerlo en la agenda política, si conseguimos que un diez por ciento de esa propiedad pueda volver a los pobladores para generar producción y trabajo, será fenomenal”.



 



 



Manifestó con preocupación que en el Alto Paraná “mucha gente fue desplazada de la chacra y van a las ciudades, donde no pueden generar nada ya que lo único que saben hacer es producir la tierra. Basta con mirar a cientos de familias de Eldorado y Garupá, para darse cuenta de la situación”.



 



 



Comentó que en los últimos días visitó Colonia Delicia, donde los pequeños productores contaban que están asfixiados por el avance del pino. “Muchas veces les planteamos sobre la conservación del medio ambiente, de recursos naturales, del suelo y del agua, mientras por otro lado cientos de hectáreas de árboles nativos son reemplazados por pinos. Es una contradicción”, analizó.



 



 



Aclaró que “el proyecto, por el cual se busca recuperar tierras para la producción de alimentos, no va en contra de la forestación del pino sino apunta a un equilibrio”. Al mismo tiempo insistió en que todos los sectores deben comenzar el debate sobre esta problemática.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas