SEGUINOS

NACIONALES

Macri dijo que el país está en “emergencia”: “El cambio es de raíz, profundo, de verdad”

El presidente Mauricio Macri emitió en la mañana de este lunes un mensaje grabado a la población para anunciar cambios en su Gabinete. El anuncio se llevó a cabo alrededor de las 10 de este lunes, luego de un fin de semana intenso, cargado de reuniones con funcionarios y dirigentes de Cambiemos en la Quinta de Olivos.

El Presidente indicó que van a trabajar sobre tres ejes: “El primero es avanzar hacia el equilibrio de las cuentas públicas porque no podemos gastar más de lo que tenemos, hacerlo nos lleva a tener más inflación y pedir más plata prestada. Como segundo, el trabajo formal como eje de camino de desarrollo y el tercero construir un estado sin corrupción“. Además de confirmar estos consensos pidió a la dirigencia política renovar su compromiso con el Gobierno para llevarlos adelante.

“En estos meses se desataron todas las tormentas juntas pero no por eso vamos a perder las esperanzas. Debemeos madurar como sociedad y no seguir viviendo por arriba de nuestras posibilidades y no convivir más con la corrupción. El camino a recorrer siempre fue difícil y como todo camino hay avances y retrocesos, no es lineal”, expresó el mandatario, quien recordó que terminar con esto “iba a llevar tiempo”.

El jefe de Estado volvió a pedir el apoyo internacional y responsabilizó a la “pesada herencia” de la delicada situación económica: “Es impositivo, ahora más que nunca, que el mercado nos apoye. Esto que nos está pasando ahora pudo pasar en enero del 2016 porque recibimos un estado que gastaba aún mucho más de lo que recaudaba. No había reservas en el Banco Central, había un montón de cepos y distorsiones en la economía, ya en ese momento no había los dólares para sostener a la economía argentina”.

 

“La euforia que generamos con el cambio y haber frenado el camino que nos llevaba a ser Venezuela nos ayudó a convencer a quien nos prestaba la plata que nos dieran tiempo para resolver nuestros problemas estructurales en unos años, y durante un tiempo nos fue bien“, agregó.

Macri precisó que la situación cambió en buena parte por la acumulación de factores externos que escaparon a nuestro control, como la sequía, la suba del precio del petróleo del mundo, el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos y la batalla comercial entre China y EE.UU. “Todos esos cambios en el mundo no los podíamos prever y los estamos enfrentando de la mejor manera. El conjunto de estos problemas provocó que quienes nos prestaban plata empezaron a dudar de nuestra capacidad para lograr lo que nos proponíamos. Y al tomar decisiones para enfrentar este nuevo escenario tomamos medidas que generaron algunas dudas que nosotros como Gobierno tenemos que aclarar y justamente estoy acá haciéndolo”, sostuvo.

El Presidente también responsabilizó a la oposición de la mala situación económica y la corrida cambiaria: “También otras dudas las generamos como argentinos, porque no fuimos capaces de mostrar unidad en nuestro compromiso de avanzar con las reformas estructurales. Me refiero a que se aprobaron leyes que destruían el presupuesto aprobado y eso obviamente generó un impacto negativo que aumenta la percepción de riesgo de la Argentina y el dólar empezó a subir. Ante esta situación reaccionamos rápido: pedimos ayuda al FMI, y logramos un apoyo inédito para ningún país en la historia del Fondo por el monto, la rapidez y las condiciones que conseguimos”.

 

Asimismo, indicó que otros responsables fueron los problemas de Turquía, Brasil y el escándalo de los cuadernos de las coimas. “Constituyó un antes y un después para terminar con la corrupción que tanta pobreza nos ha traído. Pero en el corto plazo afecta la imagen del país y genera más dudas sobre nuestra capacidad de conducirnos con seriedad”. “Todo esto no hace más que confirmar que hasta que la Argentina no tenga un presupuesto propio, país sólido e independiente vamos a estar expuestos a cualquier crisis externa”, analizó.

Macri informó que ante esta nueva situación reanudaron los diálogo con el FMI para “permitir despejar cualquier duda sobre nuestro financiamiento en 2019”. “Tenemos que seguir haciendo todos los esfuerzos para equilibrar las cuentas del Estado, y aún faltan muchas decisiones para llegar a eso“, anticipó.

 

MEDIDAS

Tras la exposición, anunció un seguido de medidas:

– Impuesto a las exportaciones. “Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, que va en contra de lo que queremos fomentar, que son más exportaciones, les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su aporte”, sostuvo.

– Reducción del gabinete. “En cuanto al equipo de Gobierno he tomado la decisión de reducir la cantidad de ministerios a menos de la mitad (…). He decidido compactar más mi equipo”. insistió.

– Refuerzo al presupuesto social. “Empezamos a superar la crisis cuidando siempre a quienes más necesitan, porque sabemos que con esta devaluación la pobreza va a aumentar y vamos a estar ahí para quienes más expuestos estén en este momento, por eso las personas que reciben asignaciones universal por hijo y otros planes van a recibir un refuerzo en septiembre y octubre, vamos a reforzar los programas alimentarios en todo el país para garantizar disponibilidad de alimentos, y a partir de este mes vamos a reforzar el programa de precios cuidados con especial foco en la canasta básica”.

– Se prorrogan las ayudas a los jubilados por la compra de medicamentos.

– Mantenimiento de los créditos ANSES.

En cuanto al presupuesto del año que viene que este mes debe tratarse en el Congreso, adelantó que “estamos avanzando muy bien con dirigentes de la oposición. “Es histórico que un Gobierno trabaje con la oposición en el presupuesto antes de que sea enviado al Congreso y que esté aprobado por una gran parte de la dirigencia política”, remarcó.

 

Creímos con excesivo optimismo que era posible ir cambiando las cosas de a poco, pero la realidad nos demostró que tenemos que ir más rápido”, lamentó. “Ahora nos toca reconocerlo, asumirlo”, añadió.

“Crisis hubo muchas pero ahora tenemos un Gobierno que enfrenta la realidad sin esconderla, honestamente. Con la cabeza abierta para dialogar con todos, pero al mismo tiempo sin tener miedo a pagar los costos que tienen hacerse cargo de esta realidad y cambiarla. En esta transformación que emprendimos hay momentos llenos de vigor y entusiasmo pero hoy nos toca recorrer un momento difícil, entonces miremos la película y no la foto. Tenemos que solucionar de manera madura y responsable nuestros problemas”, instó.

 

Esta crisis no es una más, tiene que ser la última. Quiero que sepan que fueron los peores cinco meses de mi vida después de mi secuestro pero ni por un minuto dejé de hacer lo que estuvo a mi alcance para enfrentar con ustedes lo que estamos viviendo porque sé que el mayor esfuerzo, el más grande, es el que están haciendo cada uno de ustedes y sus familias”, indicó. “Tengo la fortaleza necesaria y estoy acá por ustedes, pero los necesito a ustedes más convencidos que nunca frente a los predicadores del miedo”, señaló. (perfil.com)

Descargar Semanario Seis Páginas