SEGUINOS

NACIONALES

Macri reemplazó a Aranguren por Iguacel en Energía y a Cabrera por Sica en Producción

El presidente Mauricio Macri decidió dar otro golpe de efecto puertas adentro de su Gobierno. Tras pedirle la renuncia a Federico Sturzenegger en el Banco Central y reemplazarlo por Luis Caputo, para empoderar a Nicolás Dujovne como ministro de Hacienda y Finanzas, el Presidente decidió apartar de Producción a Francisco Cabrera, un histórico de la primera hora del PRO, y a Juan José Aranguren del Ministerio de Energía.

El hombre que reemplazará a Cabrera es el economista Dante Sica, ex secretario de Industria, Comercio y Minería durante la Presidencia de Eduardo Duhalde. Aranguren será reemplazado por Javier Iguacel, hoy Director de Vialidad.

Dante Sica

Javier Iguacel

Macri le transmitió la decisión a Cabrera el viernes, al cabo del encuentro que mantuvieron en la Quinta de Olivos, donde -junto a Elisa Carrió- anunciaron incentivos para las PyMEs en el marco del programa oficial “Exporta Simple”. Una foto que, ante este desenlace, parece extemporánea.

Concretamente, Macri le comunicó a Cabrera que será designado como Presidente del Banco BICE.

La salida de Cabrera es emblemática y todo un síntoma del momento del Gobierno: al cabo, se trata de un íntimo amigo del Presidente que lo acompañó desde la primera hora en la Ciudad de Buenos Aires y que, como presidente de la Fundación Pensar, el Think Tank del PRO, ayudó a trazar buena parte de las políticas públicas que presentó en la campaña electoral que lo llevó a la Casa Rosada. También, como dirigente tuvo un rol clave en la recaudación de los fondos para la campaña.

Golpeado después de la charla con el Presidente, Cabrera se fue cabizbajo de la residencia de Olivos. Y les transmitió la novedad a sus asesores más cercanos. Más allá del impacto lógico, al cierre de esta edición nadie dudaba de que Cabrera no despreciará la salida elegante que le ofreció Macri.

“Es un soldado de la causa: está caído pero no va a bajarse del barco. Va a acatar la decisión de Mauricio”, aseguró un dirigente -también de la vieja guardia- que habló con él y con Macri en los últimos días.

Pese a que durante el primer año de mandato de Macri había sido uno de los ministros más criticados y se especuló varias veces que podría ser eyectado, Cabrera se logró mantener. En la intimidad, adjudicaba los rumores a supuestos celos ajenos por el estrecho vínculo que lo unía al jefe de Estado.

Lo cierto es que sufrió el embate del vicejefe de Gabinete Mario Quintana, quien inicialmente lo tuvo bajo su órbita en el seguimiento de gestión, pero logró una buena sintonía con el otro vice, Gustavo Lopetegui, cuando esté lo empezó a coordinar.

En 2017 Macri absorbió buena parte de la agenda de Cabrera con varios anuncios de gestión. Sin embargo, el ministro también fue blanco de duros cuestionamientos de los empresarios. El último cruce fue a principios de este año, cuando desde la Unión Industrial Argentina (UIA) le apuntaron por la “fuerte caída del consumo” y el “crecimiento de la apertura de las importaciones”, críticas a las que respondió diciendo que los ejecutivos tenían que “tener una agenda positiva y dejarse de llorar”. En esa disputa, Macri no dudó en respaldarlo y hasta aseguró que “Guillermo Moreno les rompió la cabeza a muchos” empresarios.

¿Qué pasará con el equipo de Cabrera? Al parecer, el Presidente quiere que sus principales hombres sigan dentro del Gobierno. Aunque, en definitiva, dependerá de cómo se inserten en el esquema del nuevo secretario.

A propósito de eso, dos integrantes del G7, tal como denominan en Balcarce 50 al flamante grupo de 7 dirigentes que conforman la nueva mesa chica de Macri, son los encargados de sentarse con el candidato que pica en punta: el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal hablarán con Sica, actual director de la consultora Abeceb, quien ya se reunió con Macri alguna vez.

Todavía es una incógnita qué ocurrirá con la línea de secretarios que acompañaron a Cabrera ya que, ante la reducción, sus cargos podrían fusionarse en menos subsecretarías. ¿Qué sucederá con Miguel Braun, primo del jefe de Gabinete Marcos Peña, en Comercio?
(clarin.com)