SEGUINOS

POLITICA

Macri intensifica agenda económica en Nueva York para “reconquistar” a los mercados

El presidente Mauricio Macri aterrizará este domingo en Nueva York con una expectativa recargada para su visita. El mandatario no concurre a la Asamblea anual de Naciones Unidas desde el 2016, ya que el año pasado le delegó ese honor a Gabriela Michetti. Y de hecho este año estuvo a punto de hacerlo hasta que la primera línea de la Casa Rosada logró convencerlo de la necesidad de presentarse ante el mundo financiero en medio de la turbulencia cambiaria de Argentina.

Incluso, cuando el viaje se decidió el Gobierno aún no estaba embarcado en la renegociación de metas para adelantar desembolsos del FMI para garantizar la capacidad de pago del país en 2019. La necesidad de la visita de Macri se volvió, entonces, doblemente estratégica. El país y el mundo que enfrenta el primer mandatario es bien distinto en este septiembre de 2018 al de hace dos años. Y es por eso que el centro es la expectativa de la Casa Rosada de lograr que haya anuncio de un acuerdo con el Fondo entre mañana y pasado, y que el renovado convenio será amplio, es decir, el adelantamiento del desembolso de los u$s 30.000 millones y un extra de garantía que podría superar los u$s 20.000 millones.

Así, en términos políticos, ni Macri ni el mundo tienen la mirada puesta en el discurso que dará el martes por la tarde ante el recinto de la ONU. Esos mensajes presidenciales, que por protocolo siempre comienzan con el primer mandatario de Brasil, no son demasiado escuchados por el mundo económico y de hecho lo normal es que pocos estén escuchando en el recinto de la Asamblea, salvo que se trate del presidente de Estados Unidos o alguna otra excepción notable.

Macri viene a esta ciudad para otra cosa: lo único que realmente importa es la agenda económica y los contactos con el gobierno de Donald Trump. Tan es así que Nicolás Dujovne adelantó un día su llegada para monitorear de cerca las negociaciones con el Fondo.

El mercado viene anticipando hace casi una semana que un acuerdo con el FMI es inminente y que los términos y la técnica del convenio serán más ajustados a la necesidad de Argentina que el acuerdo original. No es solo eso lo que precipitó el dólar hasta $ 38,14 o que hizo bajar mas de 150 puntos el riesgo país. También está de por medio el reconocimiento que el Banco Central, con manos liberadas, comenzó a actuar con más lógica cuando el mercado le demandó dólares. De paso, hasta anoche continuaba confirmada la ausencia de Luis “Toto” Caputo de Nueva York.

Hoy será un día de descanso y preparación de la agenda que comenzará el lunes temprano. El Presidente y su esposa Juliana Awada cambiaron de hotel y de barrio para esta ocasión. En lugar del elegante The Mark, junto a Central Park, que usó en su viaje anterior, esta vez optó por The Langham, en el 400 de la Quinta Avenida, una zona mas cerca del Empire State y menos sofisticada que la anterior. El lugar tiene un perfil más ejecutivo y menos ostentoso; señal de los tiempos que corren para el país.

El lunes, Macri tiene muy temprano dos citas clave: un encuentro con los editores del Financial Times a las 8 y luego otro con la agencia Bloomberg a las 9,30. Serán quizás los exámenes que más preocupan al Gobierno ya que esas son las voces que escucha Wall Street. Más tarde almorzará junto a Dujove y cabezas de bancos y fondos de inversión

Por la tarde, asistirá junto a Juliana Awada al coctel que Donald Trump ofrece a todos los presidentes que llegan a Nueva York y la noche el Atlantic Council, lo espera para premiarlo junto a la primera ministra de Noruega, Ernas Solberg y a Hamdi Ulukaya, fundador de la organización Chobani y protector de refugiados, con el Global Citizen Award.

Es posible que allí se encuentre con Christine Lagarde ya que la directora gerente del FMI es uno de los personajes que ha recibido este premio. Hasta anoche se sabía que el lugar del encuentro sería el restaurante Cipriani de Wall Street, aunque por cuestiones de seguridad oficialmente no fue confirmado. No es extraño en estos días en Nueva York donde los presidentes comienzan a llegar para la Asamblea de la ONU y la ciudad comienza a paralizarse con medidas de seguridad extremas.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas