SEGUINOS

NACIONALES

Macri se reúne con los gobernadores, en plena polémica por el Fondo del Conurbano

El Presidente y su equipo buscarán imponer su agenda. El ánimo de los mandatarios provinciales dependerá de las soluciones que, ante el posible fallo de la Corte Suprema, les den por el reclamo de Vidal. Tratarán de encontrar una solución política.

Tras el anuncio de distintas reformas que el presidente Mauricio Macri realizó frente a gobernadores, empresarios y sindicalistas en el CCK, llegó el momento de que se encuentren a solas para terminar de debatir las mencionadas propuestas.

Este jueves, en la Casa Rosada, el Jefe de Estado recibirá a los mandatarios provinciales. Allí harán un análisis de los impactos de la propuesta de reforma impositiva que efectuó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el plan para reducir el gasto público, así como también las alternativas para modificar el sistema previsionaly el plan de obras de infraestructura en el interior del país.

Además, en la charla de la que también formará parte el ministro del Interior Rogelio Frigerio, se avanzará con el cumplimiento de la ley de responsabilidad fiscal por parte de las provincias y el Gobierno aprovechará el encuentro para tener un panorama de la postura de cada una de los popes provinciales de cara al debate legislativo por el Presupuesto 2018.

Varios mandatarios de la oposición manifestaron su respaldo a los ejes anunciados por Macri para combatir la pobreza, crear empleo y lograr el equilibrio fiscal, al coincidir que se trata de los temas centrales necesarios para el crecimiento.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, valoró la convocatoria y consideró que “si hay recomposición también de impuestos nacionales, si hay otro marco de distribución de los recursos entre Nación y provincia, lógicamente que las provincias también pueden ceder parte de sus recursos propios”.

Por su parte, el mandatario de Río Negro, Alberto Weretilneck, coincidió con el Presidente pero afirmó que “todos los temas después hay que ver en el detalle la búsqueda de un consenso”.

El Fondo del Conurbano

Pero la preocupación principal de los gobernadores está en la inminente resolución de la Corte Suprema de la Nación sobre el reclamo de María Eugenia Vidal para que se actualice el monto del denominado Fondo del Conurbano bonaerense. Pretenden llegar a una solución política antes de la judicial.

Es que el fallo del máximo tribunal podría hacer lugar a un reclamo de $50.000 millones y temen que un fallo en ese sentido desfinancie al resto de las provincias o les corte posibilidades de acceder al crédito.

Vidal pide que se declare inconstitucional el techo de $650.000.000 (o hasta el 10% de la recaudación) anuales para la coparticipación del impuesto a las Ganancias que le corresponde a la Provincia. Considera que debe percibir una cifra mayor, mientras las provincias advierten que, de autorizar este pago, ellas se verán perjudicadas. Apuntan a que Buenos Aires obtenga sus fondos del Tesoro Nacional.

En ese contexto, la sucesora de Daniel Scioli se reunió con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, para enfatizar su reclamo.

De acuerdo al diario La Nación, Macri bosquejó la posibilidad de eliminar el artículo 104 de la ley 20.628 que establecía el Fondo del Conurbano durante la primera presidencia de Carlos Menem. Las provincias accederían además a reformar la fórmula del cálculo previsional que le permitiría reducir al Estado más de $100.000 millones, con los que se las compensaría por los fondos no recibidos en concepto de coparticipación, agregó el matutino. 

Los gobernadores opositores saben que los resultados de las elecciones legislativas de octubre no los dejaron “bien parados” sino debilitados y con escaso margen de negociación.

Uno de los grandes derrotados por macrismo fue el cordobés Juan Schiaretti, quien plantea la necesidad de un "gran acuerdo político".

Si bien es un aliado frecuente del Gobierno nacional, la performance de su partido en las últimas elecciones fue pobre, por lo que habrá que analizar su fortaleza para colocarse como representante de los gobernadores opositores.

Las provincias reclamarían la distribución del impuesto al cheque -la Nación prevé mantener el reparto de sólo el 30% entre las provincias- y la distribución de Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

Por otro lado, el macrismo quiere avanzar en la reunión con el debate de las futuras leyes, pero los mandatarios provinciales están más preocupados por el dinero que recibirán en el corto plazo para hacer frente a sus obligaciones (como los aguinaldos de fin de año para el empleo público) y como se verían afectados por las reformas como, por ejemplo, el impuesto al vino y a las bebidas gaseosas con alto contenido de azúcar.

El impacto de la reforma tributaria, y sobre todo de los impuestos internos, no forma parte del borrador que prepararon los ministros de economía provinciales de la oposición durante los encuentros que mantuvieron en las últimas semanas sino que decidieron concentrarse en los temas que afectan a todas las provincias y dejar las negociaciones particulares en manos de cada gobernador.

Hay un renglón aparte con la reforma previsional, que podría ser una prenda de negociación entre Nación y las provincias, porque ampliará los fondos federales lo que le permitiría compensar a los distritos. Esperan, aunque está en zona gris, novedades sobre el tema Ingresos Brutos, baja que para provincias como Misiones, Mendoza y Santa Cruz, entre otras, es imposible sin una fuerte compensación nacional.

A su vez, pretenden discutir los topes de deuda que podrá tomar la Nación a la vez que pedirán que se modifique el esquema de endeudamiento provincial para evitar discrecionalidad en la autorización de colocación de deuda.

Iprofesional. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas