SEGUINOS

POSADAS

Madre no vidente solicita ayuda para mantener su kiosco solidario

Desde hace 4 años, tiene un kiosco en la plaza 9 de Julio, donado por una organización española a través de la Cámara de Representantes. Pero los elementos con los que se construyó el kiosco eran precarios y hoy tiene deterioros que no puede reparar. Elsa Dora Mariño tiene un hijo de 16 años que va al secundario y solicitó un subsidio al Instituto provincial de Lotería y Casinos de 2.000 pesos para reparar el local y comprar mercadería.

“Hace dos días que no comemos”, contó la angustiada mujer. Dio cuenta que su petición fue rechazada en el Iplyc, donde le dijeron que no podían entregar dinero; le dieron 10 pesos y la despidieron. “No sé qué hacer porque no tengo a quien recurrir. Necesito trabajar”, señaló. Elsa recordó, en declaraciones a Tupá Mabaé, que antes de obtener el kiosco le querían dar ayudas con mercaderías. “Pero yo les señalaba que eso era pan para hoy y hambre para mañana. Necesitaba trabajar y gracias a dios salió esa ayuda para los kioscos solidarios. Pude trabajar todos estos años. El problema ahora es que se agujereó el piso y por ahí entran alimañazas que afectaron la poca mercadería que tenía. Ya no pude reponerlas”. Explicó que se había tenido que ausentar unos días para atender a otro hijo con problemas de salud, viajando a Córdoba. Manifestó que las personas que quieran ayudarla podrán acercarse al mismo kiosco, ubicado frente a la Librería Bocho’s.




Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas