SEGUINOS

POSADAS

Madrugada de alcohol e incidentes terminó con ocho detenidos en el Centro de Posadas

Ocho jóvenes que se hallaban bajo los efectos de bebidas alcohólicas terminaron detenidos en la madrugadade este viernes tras protagonizar peleas o resistirse a realizar la prueba de alcoholemia en la zona céntrica de Posadas. El primer incidente ocurrió a las 5 en una panchería ubicada sobre la calle San Lorenzo casi San Martín, donde unas diez personas protagonizaron una gresca que rápidamentefue detectada a través de las cámaras de seguridad de la Policía. También hubo detenidos a la salida de un pub ubicado en la calle San Lorenzo. En calle San Lorenzo y Córdoba, tres jóvenes protagonizaron una pelea con golpes de puño y patadas.

En la pelea se produjo la rotura de un vidrio que lesionó en el cuello a Agustín Garrea, quien fue llevado al Hospital Escuela. Unos minutos después la Policía logró detener por este hecho a Fernando A. (19), quien tenía 1,15 gramos de alcohol en sangre; y a Nahuel F. D. S. (18), quien tenía 2,5 gramos de alcohol en sangre. Los jóvenes fueron interceptados enla calle San Lorenzo y La Rioja y quedaron alojados en la Seccional Primera.



A las 5.20, a la salida de un pub ubicado en la calle San Lorenzo, frente a una estación de servicios, se detuvo a Héctor Javier B., quien se hallaba en estado de ebriedad y esperaba la salida de su ex novia junto a su nueva pareja para intentar agredirlos, dijeron voceros de la Policía.



Diez minutos más tarde, en calle San Lorenzo y Córdoba, tres jóvenes protagonizaron una pelea con golpes de puño y patadas. Un móvil del Comando Radioeléctrico intervino y logró detener a dos de los protagonistas, Martín L. (26), quien tenía 1,20 gramos de alcohol en sangre; y Roberto A. (23),quien se negó a soplar el alcoholímetro.



El cuarto procedimiento se realizó a las 6.00 en calle Ayacucho y La Rioja, donde los inspectores de Tránsito de la Municipalidad habían detenido la marcha de un Fiat Duna, patente AKB-464, en el que circulaban tres jóvenes.  Los muchachos se mostraron violentos desde un primer momento, motivo por el cual los agentes municipales pidieron la colaboración policial.



El conductor del coche, Jonathan Z. (20) tenía 1,01 gramos de alcohol en sangre, cantidad que duplica el límite fijado para conducir. Sus acompañantes, en tanto,se negaron a soplar el acoholímetro y los tres terminaron alojados en un calabozo de la Seccional Primera; mientras que el vehículo fue llevado al corralón municipal.



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas