SEGUINOS

POSADAS

Maltrato intrafamiliar: cuando duele el amor

En la Dirección de Violencia Familiar y de Género – Línea 102- estiman que en lo que va de este último cuatrimestre, muy probablemente noviembre supere a octubre en razón de las cantidades que se están atendiendo sobre casos de violencia intrafamiliar. Aunque las cifras globales que presenta muestren un descenso de los casos con respecto al año pasado, los mismos no dejan de ser preocupantes -publica el Semanario /6p- toda vez que denota una persistencia de la problemática. Así, mientras que en lo que va del año se registraron unos 1200 casos, en 2009 recibieron 1969 pero esta cifra fue superior si se la compara con el año 2008, cuando se cerró en 1770.

El pedido de ayuda debe realizarse en forma personal, según la Ley 3325 modificada en sus siete artículos por la 4405 que es la Ley Provincial de Violencia en el ámbito familiar.



Soledad Senterre es licenciada en Trabajo Social y está al frente de la Dirección de Violencia Familiar y de Género dependiente del Ministerio de Desarrollo Social. En la oficina ubicada sobre la calle Félix de Azara 1321, entre Belgrano y Alvear, de Posadas, ve llegar a diario a mujeres y hombres en busca de algún asesoramiento así como también recibe presentaciones de casos referidos a maltratos ocurridos en diferentes situaciones, especialmente en el ámbito familiar.



Aunque las cifras que presenta muestren un descenso de los casos con respecto al año pasado, los mismos no dejan de ser preocupantes toda vez que denota una persistencia de la problemática. Así, mientras que en lo que va del año se registraron unos 1200 casos, en 2009 recibieron 1969 pero esta cifra fue superior si se la compara con el año 2008, cuando se cerró en 1770.



“Este año tuvimos una particularidad bastante interesante que fue el hecho de la manifestación social del Mundial de Fútbol. Se observó entre junio y julio, tanto a la Línea 102 como la Dirección de Violencia Familiar y de Género, una merma de pedido de ayudas en el contexto de violencia intrafamiliar”, contó al Semanario Seis Páginas. Sin embargo, este dato halagüeño pronto fue revertido puesto que, según observó, repercutió en un incremento de los números de lo que fue la quincena de agosto hasta la fecha.



Senterre comentó que particularmente, como se da todos los años, a partir de finales de la última semana de octubre y primera semana de noviembre se empieza a visualizar un aumento importante de los pedidos de ayuda y asesoramiento a la Línea 102, donde no se pueden hacer denuncias. Sí se puede realizar en Félix de Azara 1321. Las mismas deben ser en forma personal, según la ley 3325 modificada en sus siete artículos por la 4405 que es la Ley Provincial de Violencia intrafamiliar.



Las personas que puede efectuar la denuncia son las que reciben algún tipo de maltrato o un tercero, como un vecino o familiar así como también algún funcionario público.



Los que sufren



Aproximadamente están atendiendo de 30 a 45 casos en forma personal, de esas más del 50 por ciento de las que van a pedir ayuda son mujeres que están siendo maltratadas por su pareja, novio o esposo. El porcentaje restante son niños también en un contexto de violencia intrafamiliar, donde son maltratados o abusados sexualmente. Más del 90 por ciento de los casos son cometidos por algún familiar o allegado a la familia.



Del cien por ciento de las presentaciones, el 60 por ciento corresponde a maltrato a menores; el 35 por ciento a maltrato hacia la mujer; el 3 por ciento, maltrato hacia el hombre y el 2 por ciento, maltrato hacia la tercera edad y discapacitados.



De ese 60  por ciento de maltrato a menores, el 30 por ciento corresponde a maltrato infantil con abuso sexual.



El 80 por ciento de todos estos casos ya está judicializado.




“A golpes” se “hacen” los hombres



También hay casos -aunque menos- de hombres maltratados, especialmente jóvenes. Además, siguen presentándose hombres que plantean una falsa situación. Es decir, explica Senterre, pretenden ser ellos los que están siendo maltratados “cuando no es así. Vienen más que nada porque saben que las mujeres vienen a a pedir ayuda o porque tienen una causa judicializada y la idea es que la institución los ayude a obtener la custodia de los hijos cuando no provocar mayor daño a las mujeres que están maltratando”.



No obstante, los pocos varones que llegan hasta la oficina de la Dirección de Violencia Familiar y de Género, en algunos se visualizan todos los signos del mal trato, dice la titular de la Línea 102. “Generalmente es sicológico. Estadísticamente hablando, el porcentaje de hombres maltratados es menor con respecto a las mujeres”, observa Senterre.




Sobrevivir para contarlo



“Estamos visualizando que hay mucha saña por parte de los hombres que maltratan, también aparecen los casos de utilización de armas”, comenta la funcionaria y es por eso que, en razón de esta situación, actualmente los especialistas están acuñando el término de sobreviviente de hechos de violencia intrafamiliar y no “víctima”. “Esto es así porque si se habla de sobreviviente se está hablando de que uno logró salvar su vida al estar en el interior de una situación de este tipo”, asevera Senterre.



Y agrega como para completar el concepto: “es sabido que las estadísticas tanto a nivel nacional como internacional han ido subiendo alarmantemente por fallecimiento debido a situaciones de violencia intrafamiliar. Por eso es justamente que estamos abocándonos a este término”.(www.seispaginas.com o Semanario Seis Páginas edición papel)



 



 



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas