SEGUINOS

POLICIALES

Mandan a juicio a comerciante que baleó a un parroquiano “rebelde”

El dueño de un bar-pool que en la noche del 22 de octubre del año pasado hirió de un escopetazo a un cliente que previamente lo agredió con un taco de madera, deberá enfrentar un juicio oral y público por el delito de lesiones graves. El juez de Instrucción de Puerto Iguazú, José Pablo Rivero, dio por concluida la investigación y remitió el expediente al Tribunal Penal de Eldorado.

El imputado es Luis Hun, de 40 años, quien en un primer momento estuvo imputado por el delito de tentativa de homicidio, pero durante el trámite del expediente no se pudo probar que el comerciante haya tenido intenciones de matarlo.



Todo sucedió cerca de las 23.00 del 22 de octubre del año pasado en el bar “Los tres hermanos”, de Andresito.



El dueño del lugar le había pedido a dos jóvenes que se retiraran del lugar porque tenía cerrar el local para ir a dormir. Los muchachos hicieron caso omiso y siguieron jugando al pool y tomando una cerveza.



Ante la insistencia de Hun, Andrés Alex Fagúndez, de 20 años, arrojó algunas de las bolas al suelo y con el taco le asestó un golpe al comerciante, que tomó una escopeta calibre 32 y efectuó un disparo a quemarropa.



Fagúndez fue herido en el pecho y pasó varios días internado para recuperarse de la grave lesión que casi le costó la vida.



Si bien el hombre fue procesado por lesiones graves, durante el debate podría haber una nueva modificación en la acusación y en definitiva el caso encuadrar en la figura del exceso en la legítima defensa, planteo que no fue realizado en su momento por el defensor.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas