SEGUINOS

POSADAS

Mandaron a juicio a los transportistas acusados de abuso sexual

La fiscal de Instrucción Verónica Marcela Herbociani requirió formalmente la elevación a juicio del expediente en el que se hallan procesados dos transportistas escolares que fueron procesados por abusar reiteradamente de dos hermanitos a los que llevaban a una escuela de la zona Oeste de Posadas. Para la representante de la acusación, la investigación está concluida y pidió que Lucía Olmo y su hijo Fabio Durán se sienten en el banquillo de los acusados, descartando así las sospechas que el defensor había lanzado sobre los padres de los menores.

La decisión se tomó un año después que el Tribunal Penal 1 confirmara los procesamientos de Olmo y Durán por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores agravada por la condición de guardadores. En la causa, el actro Civil Hugo Zapana adelantó que pedirá un resarcimiento simbólico de 1.000 pesos, con lo cual cae uno de los argumentos de los imputados: que toda la causa fue armada para apropiarse de sus bienes.



 



El caso salió a la luz en septiembre de 2007 cuando una mujer que reside en Itaembé Miní descubrió que sus hijos -por entonces de cuatro y cinco años- presentaban lesiones en la zona genital.



 



Los menores terminaron confesando que el autor de los abusos era el chofer de la combi que los llevaba a la escuela, en Villa Cabello. El joven estuvo prófugo 24 horas, luego se presentó a la Justicia y quedó preso.



 



Un mes después y en base a los dichos de los pequeños, se ordenó la detención de la madre del transportista, acusada de ser coautora de los abusos.



En diciembre de 2007 ambos fueron procesados con prisión preventiva, pero en febrero de 2008 el Tribunal Penal 1 revocó esa resolución porque en el expediente faltaban algunos elementos de prueba, entre ellos la declaración de las víctimas a través de la Cámara Gesell.



 



La investigación se trabó en varias ocasiones debido a una serie de planteos que formuló el defensor de los transportistas, los cuales fueron rechazados en distintas instancias. Incluso se rechazó un pedido de jury para uno de los jueces que intervino en la causa.



 



En abril del año pasado, con todas las medidas solicitadas por el Tribunal, el juez Fernando Verón dictó un nuevo procesamiento y la detención de los imputados, que habían recuperado la libertad. Esa decisión fue ratificada en agosto del año pasado por los mismos camaristas y ahora todo indica que el caso llegará a juicio probablemente en 2011.



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas