SEGUINOS

POSADAS

Manuel Manubens Calvet pidió a la justicia que le devuelvan su DNI

El juicio que se tendría que llevar adelante por la identidad de Manuel Antonio Manubens Calvet desde hace 12 años, se vio suspendido por una imposibilidad material del doctor Carlos Lascano, presidente de la Cámara Oral Federal en lo Criminal Nº 2 de Córdoba, por sufrir un accidente de tránsito. Sin embargo el interesado estuvo en los pasillos judiciales notificándose de la medida adoptada, que nuevamente pone expectativa a la causa, según informó el propio Manubes Calvet.

 

El letrado Rosendo Montero dijo que se pedirá la inmediata devolución del DNI de Manuel Antonio Manubens Calvet y se solicitó la prescripción por llevar la causa más de 12 años desde su denuncia, sin una resolución, mientras que la Suprema Corte de Justicia de la Nación brega por la celeridad de los juicios, más si son de identidad, es por eso que de acuerdo a numerosos fallos de ese Tribunal esta causa estaría prescripta.



 



Sin su DNI Manuel Manubens Calvet se verá impedido, un año más de emitir su voto, mientras los privados de la libertad lo hacen, de tomar un crédito y también no podrá tener acceso a la atención médica, todos estos trámite requieren la presentación del documento que cualquier ciudadano lo tiene, menos este hombre.



 



El trastorno de vivir sin identidad hace una odisea cada simple papeleo. Mientras su nuevo nieto lleva el nombre de Juan Feliciano Manubens Calvet, él no podrá demostrarlo salvo  por los comentarios de los viejos pobladores de Villa Dolores, que conocen la historia real que hasta el momento nadie la cuenta. El 21 de octubre de 1999 se  presentó la denuncia por la supuesta falsificación del documento conocido como “Acta de Lafinur”, contra Manuel A. Manubens Calvet, la falsedad ideológica es el delito que se lo acusa y tiene una pena de uno a seis años de prisión, que hasta ahora no se resuelve.



La ley vigente al tiempo de la denuncia determinó la “Secuela de Juicio”, sin embargo pasó el tiempo suficiente sin ningún acto procesal que interrumpa la prescripción hasta la fecha, por eso le asiste a Manuel Antonio Manubens Calvet la aplicación de la ley que en este caso es la 23077 vigente al día de la denuncia de los hechos aseguró el letrado.



 



“Un hecho legal que avergüenza a la justicia y que deja sin identidad a una persona común y lo transforma en ‘muerto cívico’ en una Argentina que reivindica los Derechos Humanos. Alguien se atreverá a poner un punto final a esta historia”, se pregunta el abogado.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas