SEGUINOS

POSADAS

Mariana de Melo salió bien de la operación y le darían el alta el martes

La modelo misionera fue intervenida quirúrgicamente el viernes a la noche por fuertes dolores en el abdomen, donde tenía una de las heridas provocadas por el accidente automovilístico que sufrió en diciembre. Los médicos estiman que la joven podría ser dada de alta mañana.

A las 22.40 la vedette salió de la sala de operaciones, y su agente de prensa, Fernando Maldonado, confirmó a Crónica que “la intervención ha sido satisfactoria y al poco tiempo tomó contacto con sus hermanos Rosana y Javier”. Como síntoma de que Mariana estaba bien, lo primero que pidió fue algo de comida.


La vedette fue trasladada de urgencia, el jueves por la mañana, al sanatorio Los Arcos de Palermo por una descompensación, y debido a ello a las 19 de ayer era sometida quirúrgicamente en el abdomen y en una oreja. En declaraciones a un portal, su hermana Rosana reveló que “Mariana, apenas se levantó esta mañana (por ayer), se empezó a sentir mal y la tuvimos que internar. Le dolía mucho la herida de la panza”.


En tanto, Fernando Maldonado, amigo personal y RRPP, destacó que “desde hace varios días se venía quejando de los dolores en el abdomen. Mariana venía recuperándose bien, pero tuvo un bajón anímico que influyó un poco en esta descompensación. De todos modos, le va a venir bien estar un tiempito cuidada y atendida. Los médicos se preocuparon por la salud de Mariana desde un primer momento”, contó Maldonado.


Mariana de Melo había sufrido un violento accidente automovilístico a mediados de diciembre del año pasado, con trágicas consecuencias, ya que el conductor del vehículo, Antonio Casanave, falleció en el acto y la modelo tuvo graves heridas de las que se recuperó de modo asombroso, ya que, a pesar de haber pasado varios días en terapia intensiva, al poco tiempo pudo regresar a su domicilio. Pero una vez empezada la recuperación, Mariana comenzó a tener complicaciones varias debido a una lógica depresión por su estado de convalecencia. Hace poco tiempo hizo su primera salida en público, pues estuvo en la primera audiencia de conciliación con la compañía de seguros de la cosechadora con la que tuvo la tremenda colisión, sin llegar a ningún acuerdo.


En aquella oportunidad, De Melo declaró que “para mí, este es un golpe más luego de los que tuve que vivir en el accidente”. Además, dijo que no se encontraba muy bien, que anhelaba volver a trabajar y no podía hacerse las cirugías estéticas que necesitaba porque no habían cicatrizado las heridas.
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas