SEGUINOS

POSADAS

Martínez recordó la opción por los pobres y la humildad

El titular de la Diócesis de Posadas, Juan Rubén Martínez recordaba en su homilía la parábola del fariseo y el publicano que para señalar que la opción por los pobres es clave en la fe cristológica, advirtiendo, además, que el fariseísmo puede compararse con los modernos fundamentalismos que absolutizan la propia postura y condenan a quienes piensan distinto.



El titular de la diócesis de Posadas, Juan Rubén Martínez recordaba en su homilía la parábola del fariseo y el publicano que para señalar que la opción por los pobres es clave en la fe cristológica, advirtiendo, además, que el fariseísmo puede compararse con los modernos fundamentalismos que absolutizan la propia postura y condenan a quienes piensan distinto.



 



“A diferencia del publicano de la parábola, el fariseo y el fariseísmo tiene grandes similitudes con lo que hoy llamamos ‘fundamentalismos’ o bien ‘integrismos’. En general su error consiste en absolutizar su postura y condenar al que piensa distinto y sobre todo sentirse superior y mejor que los otros. Aún hoy tenemos en el mismo cristianismo posturas fundamentalistas o integristas”, indicó el Obispo.



 



Señaló: “cuántas veces en nuestras mismas comunidades hay quienes en nombre de una supuesta pureza doctrinal, o bien de una mal entendida opción por o desde los pobres ‘se tienen por justos y desprecian a los demás’” (Lc. 18,9).



 



Observó que “lo que más abunda son nuevas formas de fundamentalismos que debemos considerarlas especialmente y aparecen engañosamente como los adalides de la libertad y el pluralismo, y sostienen duramente una nueva “dictadura del relativismo”. Son los que sostienen que no existen la verdad, ni valores, ni principios y condenan con apodos y rotulaciones a quienes no se someten a relativizarlo todo. Este falso pluralismo autoritario, también es una nueva forma de fundamentalismo.



 



“Estos fundamentalismos por su soberbia siempre son generadores de violencia y en el corazón autoritario, la humildad y pequeñez están en el destierro. Sin embargo, aquellos que comprendan el valor de la pobreza espiritual y la humildad y la pongan en práctica, serán constructores de una sociedad mejor”, concluyó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas