SEGUINOS

POSADAS

Mató a un joven y terminó con una mano amputada

La Policía de El Soberbio trabaja para tratar de establecer los motivos que llevaron a un joven a interceptar y matar a un vecino que volvía junto a sus hermanos de trabajar en la chacra. El homicida terminó con una mano prácticamente amputada y otras heridas que le infligió un hermano de la víctima con un machete. El hecho ocurrió a las 11.20 de este lunes en el paraje “Larangheira Alta”, a unos quince kilómetros de la mencionada localidad, camino a los saltos del Moconá. En ese lugar, los hermanos Mario Ramón (28), Marino (23) y María Leal (14) volvían a su casa para almorzar, cuando fueron interceptados por un vecino, identificado como Mario Saldaño (29), quien portaba una escopeta calibre 26.

El hombre no dudó: levantó la escopeta y efectuó un disparo que impactó en el pecho de Marino, quien cayó fulminado en el medio del polvoriento camino. Mario Ramón tomó rápidamente el machete que llevaba la víctima y atacó a Saldaño antes que éste lograra recargar la escopeta.



El homicida terminó con profundos cortes en brazos, antebrazos, en la región parietal izquierda y hombro izquierdo, motivo por el cual fue derivado de urgencia al hospital Samic de Eldorado, donde permanece internado con custodia policial.



Mario Leal quedó detenido y la Policía secuestró las dos armas utilizadas en el enfrentamiento. Los vecinos de la zona se mostraron sorprendidos por el hecho. Si bien Saldaño era considerado un hombre muy celoso, nunca había tenido reacciones violentas; mientras que los hermanos integran una familia de colonos que profesan la religión evangélica y son muy queridos en la colonia.



El padre de Marino se mostró sorprendido por el ataque y negó que existieran problemas de vieja data entre las familias.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas