SEGUINOS

POSADAS

Mediante una ley apuntan a disminuir el consumo de sal

La Legislatura provincial sancionó el dictamen de las comisiones de Salud y de Comercio que unifica los proyectos de los diputados Waldemar Wolenberg y Blanca Acosta. Con la norma se busca que los comercios exhiban carteles con una advertencia sobre los riesgos que produce esta sustancia e incluyan en el menú, por lo menos, una alternativa sin sal.

Se exigirá a los bares, restaurantes y otros establecimientos gastronómicos que incorporen en las cartas de comidas, y en lugares visibles del interior del local, la leyenda “El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”.

Además, que informen sobre los riesgos que puede producir: hipertensión arterial, accidente cerebro vascular e infarto de miocardio.

También deberán incorporar en el menú, por lo menos, una opción sin sal y suministrar sal dietética con bajo contenido en sodio a los consumidores que la requieran.

Asimismo, se prohibirá el ofrecimiento de saleros u otros elementos que permitan un uso de sal irrestricto, salvo que el cliente lo solicite.

Para los casos de incumplimiento por parte de los comercios se contemplan multas, y en los casos de reincidencia se adiciona la inhabilitación del local por un plazo máximo de 180 días.

Los montos que se recauden con estas sanciones serán destinados al financiamiento de programas y campañas de difusión destinadas a reducir el consumo de sal.

“El objetivo es concientizar a la población sobre los perjuicios del consumo excesivo de sal en la salud, y obligar a todos los restaurantes, bares y establecimientos gastronómicos de la provincia de Misiones a ofrecer sal dietética y a alertar a sus clientes, por medio de leyendas en sus cartas de menú, sobre los problemas que acarrea la sal común”, explicó Wolenberg.

Acosta -en tanto- afirmó que “no existen dudas de que constituyen una problemática actual los casos crecientes de hipertensión que, según la Organización Panamericana de la Salud, afectan a más de un millón y medio de personas en el mundo y que son el factor de riesgo principal de ciertas enfermedades crónicas, causando cardiopatía, accidentes cerebrovasculares y enfermedades renales, lo que torna absolutamente necesario comenzar una seria discusión del tema y, en tal sentido, tomar medidas que protejan a los ciudadanos de padecer sendas patologías”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas