SEGUINOS

POSADAS

Mercado Inmobiliario: destacan un crecimiento de la demanda y lo atribuyen a los créditos hipotecarios

El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Misiones, Luis Sosa, visitó los estudios de /6d y se mostró conforme con el año que tuvo el sector. “Desde fines del 2016 estamos en una curva ascendente y esperamos seguir creciendo. Estamos en un momento positivo”, resaltó. En ese sentido, destacó el otorgamiento de créditos hipotecarios que beneficiaron “tanto a las inmobiliarias como a la construcción”.

En ese sentido, sostuvo que “veníamos de más de diez años sin que se den créditos y eso nos castigó mucho. Ahora los bancos están alborotados por la consulta que hace la gente y eso nos ayuda a subsistir”. Agregó que las familias quieren su casa propia y a la vez elegir dónde vivir “y con eso estos préstamos que se están dando están pudiendo cumplir ese sueño”.

“Actualmente estamos volviendo a la situación que se daba 20 años atrás cuando el abuelo le compraba un terreno a su hijo o el nieto. El boom de los créditos hipotecarios permite que las personas elijan en qué zona vivir ya sea por comodidad o un por un tema de cercanía con familiares o amigos. No quieren que se les imponga dónde ir ni tampoco desean alquilar”, detalló.

Sobre la situación general del mercado inmobiliario, Sosa indicó que “el sector en la provincia es duro, sobre todo en Posadas porque cuesta mucho entrar y cada vez se requiere de más capacitación. Cada error se paga muy caro”. Añadió que en los últimos años la imagen del corredor fue cambiando “para bien” debido a la prolijidad y trasparencia en que el trabajo que se fue logrando con el paso del tiempo.

“Las empresas constructoras y los arquitectos están mirando más allá y ya no se quedan con lo estándar”, aseveró. A su vez, remarcó que en Posadas el metro cuadrado de una construcción nueva en departamento vale entre 30 y 40 mil pesos, muchos menos que otras provincias como Buenos Aires.  

Además subrayó que el sector inmobiliario tuvo que salir un poco de la capital misionera y trasladarse a Garupá y Candelaria a hacer nuevos loteos. “La exigencia municipal es tremenda e incumplible y se transmite al precio del terreno. Vendemos metros cuadrados de terreno, no servicios”, sostuvo.

“Se invierte un 20 o un 30% en infraestructura que no recuperamos pero las tenemos que hacer para vender los terrenos. Se le pone trabas a los que buscan desarrollar”, concluyó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas