SEGUINOS

POSADAS

“Metelo preso a mi hijo, le pega a la madre”

Vallejos apela a una anécdota: “un compañero vino a verme. Quería hablar conmigo y yo pensé que sería por una cuestión laboral. Peor no, me dijo: metelo preso a mi hijo, le pega a la madre”.  Explica que el chico en cuestión tenía 16 años. “Sentí impotencia, más aún pensando que eso mismo le ocurría a mucha gente. Por eso estamos dedicados no sólo a nuestros afiliados sino a la sociedad en general”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas