SEGUINOS

POSADAS

Misa por aniversario del fallecimiento de Monseñor Kemerer

El sábado 26 se cumplieron 12 años del fallecimiento de Monseñor Jorge Kemerer, primer Obispo de la Diócesis de Posadas y fundador del Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya”. La Comunidad Educativa de la institución educativa invitó a la comunidad a participar de la Santa Misa en su memoria este lunes 28, a las 18:30, en el Aula Magna del edificio ubicado sobre la calle Ayacucho, de la capital provincial.

Monseñor Kemerer fue nombrado en el año 1957  primer Obispo de Misiones y cuando comenzó a  recorrer la Diócesis: por asfalto, tierra, picadas, trillos fue comprendiendo y respondiendo a las distintas necesidades que vivía la provincia.



“Dueño de una fuerte personalidad, tal vez robustecida en la cotidianidad de una familia de catorce hijos ó en los primeros años de seminario, donde  ingresó cuando tenía tan sólo 12 años. Fue siempre reconocido por ser un gran hacedor.”



“Nada lo detenía cuando tenía una misión que cumplir. De ello dan testimonio  sus colaboradores cercanos: Ni el Río Paraná,  cuando gestionó el nombre del puente internacional ante el presidente paraguayo de entonces, buscando la coincidencia de una historia común. Y así logró que la monumental obra de infraestructura llevará el nombre de su querido Roque González de Santa Cruz”.



“Tampoco tuvo límites cuando movió cielo y tierra para que los aborígenes de Misiones conocieran mejores condiciones de vida y la Palabra de Dios. O cuando algunas familias misioneras le informaban de la detención de uno de sus hijos en los años del Proceso”.



“Se destacó por ser un visionario. Respondió a las urgencias educativas, fundó en el año 1960 el Instituto Superior del Profesorado “Antonio Ruiz de Montoya” en la ciudad capitalina, hoy reconocida como ISARM. Siempre en marcha pensaba en cómo instrumentar soluciones para todos. No hay dudas que  la educación fue su desvelo y continúo fundando numerosas instituciones educativas que hasta hoy se proyectan a todo el país. Decía: “La luz que el hombre futuro puede recibir, le llegará tal vez, no directamente de la Fe, sino de la Fe a través de la Cultura y el Saber.”



Hoy, en el año 2010, el Montoya cumple 50 años y recordó especialmente a quien ideó y concretó este accionar educativo;  porque “hacer memoria de los esfuerzos, de la voluntad, de la visión, es hablar de Monseñor Jorge Kemerer, por esto en la actualidad llevan su nombre lugares e instituciones muy familiares y entrañables para todos.  Monseñor Kemerer: un modelo a imitar.”

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas