SEGUINOS

POSADAS

Misiones logró construir un perfil propio en la integración regional

Alejada del poder central, desatendida por éste al punto de considerarla “territorio abandonado” en caso de conflicto, la provincia logró construir un sólido perfil de identidad, atado al desarrollo, que recién ahora comienza a dar sus frutos. La nota del Semanario /6p -en su edición Nº 40- destaca que en la vecina Corrientes, de donde también provenían oleadas de pobladores en busca de trabajo o para comprar fértiles tierras donde plantar yerba mate, té o pinos, se continuaba con las grandes propiedades. Otro tanto sucedía en las naciones vecinas. Sólo en Misiones se producía una pronunciada movilidad social que habría de multiplicarse en chacras productivas, pequeñas y medianas empresas.

Si sólo se considera a la Provincia de la modernidad, es decir aquella provincialización del año 1954, cuando ya se conformaba una población en la que se unían las etnias de los pueblos originarios, de las naciones vecinas –Paraguay y Brasil- y de la inmigración europea, podrá observarse que el desarrollo y la identidad de Misiones, son casi únicas. Porque a pesar de los enormes latifundios que se auto regalaron los hermanos Roca, el presidente Julio Argentino a su hermano Rudecindo, la inmigración europea a la que se le otorgaban predios de hasta 25 hectáreas llevó a la constitución de una provincia de medianos y pequeños propietarios agrícolas que, para asistirse, se constituyeron en cooperativas.



En la vecina Corrientes, de donde también provenían oleadas de pobladores en busca de trabajo o para comprar fértiles tierras donde plantar yerba mate, té o pinos, se continuaba con las grandes propiedades. Otro tanto sucedía en las naciones vecinas. Sólo en Misiones se producía una pronunciada movilidad social que habría de multiplicarse en chacras productivas, pequeñas y medianas empresas. Inclusive con empresas del Estado testigo como para promover el desarrollo.



Papel Misionero fue en ese sentido una empresa insignia, el Banco de la Provincia se creó como banca de fomento, el Instituto Provincial del Seguro, el Instituto de Previsión Social.



Pero así como ocurrió con el país, esa provincia en desarrollo zozobró en los 90, con la aplicación de una política neoliberal que las llevó a las puertas de la disolución; crisis de la que todavía está saliendo y que en la actualidad hizo presa de Europa.



A los desafíos propios que suponen las metas de autoabastecimiento planteadas desde el Estado, de industrialización in situ de las materias primas que se producen; de mejoras de los precios agrícolas, Misiones tiene que sumar otros. Los de estar transformándose en una provincial central de la integración transversal que en esta zona se produce en el marco del Mercosur.



Porque está afrontando las presiones de zonas relativamente menos desarrolladas en materia de políticas públicas. La Provincia de Corrientes es un distrito rico en recursos productivos –carnes y cereales en el Sur, Centro y Norte, sumada a la madera, el té y la yerba del Nordeste- pero de muy baja redistribución de la riqueza. Otro tanto sucede con el Departamento de Itapúa, “el granero” de Paraguay, donde hubo un incipiente desarrollo agrícola mediante una reforma agraria que incorporó tecnología y asociación a los plantadores en cooperativas. Desarrollo que no alcanzó tampoco redistribuir la riqueza que se podía generar y a la que tampoco favoreció el sistema político centralista que rige en el país. (www.seispaginas.com o Semanario Seis Páginas edición Nº 40 edición papel)



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas