SEGUINOS

POSADAS

Misiones también está repatriando científicos

Ya han regresado a la provincia tres jóvenes investigadores y está en tramitación un cuarto joven. Se han graduado en Misiones, pero fueron al exterior para poder continuar con su perfeccionamiento académico o bien formar parte de investigaciones que conciernen a sus especializaciones. La política provincial en materia de ciencia y tecnología tiene por objetivo central retener a los investigadores y en la actualidad se otorgan becas para que se puedan efectuar aquí también los respectivos doctorados. La excelencia en la investigación tiene como requisito primero desarrollar tecnología y conocimientos de alta jerarquía.

En Misiones se disponen de becas de iniciación que permiten retener a los graduados, mientras que los doctorados se cofinancian con el Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas).


El titular del Comité de Desarrollo e Investigación Tecnológica (Cedit) Carlos Schvezov, hizo notar que además de las becas para la realización de tesis de maestrías, “hay otros programas que son del nivel nacional y que financian el Conicet y el Ministerio de Relaciones Exteriores porque conciernen a la repatriación de científicos e investigadores que se encuentran en el exterior”.



Tres misioneros que han regresado
Ya están aquí; algunos están trabajando y otros a punto de hacerlo. Un cuarto todavía permanece en Nueva York, pero será el próximo en radicarse nuevamente en Misiones. Schvezov explica a Seis Páginas que han regresado Alicia Esther Ares, quien se desempeñará como investigadora de la Universidad Nacional de Misiones, mientras que Luis Omar Luciforo lo hará en el Parque nacional Iguazú y Marcos Mateo Miretti ya se desempeña en la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales.



 



Ya están en Misiones y un cuarto investigador Julián ferraras todavía permanece en Nueva York, Estados Unidos, aunque con intención de regresar. Este genetista participa en una importante investigación que ha logrado avances internacionales en tuberculosis, una enfermedad de combate prioritario para la Organización Mundial de la Salud.



La repatriación empezó a ser posible a partir del programa raíces instrumentado por el gobierno de la Nación que ya ha logrado que vuelvan a investigar en el país más de 700 científicas. En ese marcos e produjo el regreso de los misioneros. Este programa tiene varios componentes explica Schvezov. Uno de ellos los ayuda, a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología, para pasajes y un pequeño monto para su ubicación. “Sin 5.000 pesos que no les alcanza ni para instalar un laboratorio, ni para comprar una casa”, puntualiza el funcionario. Para añadir que, en cambio, el Conicet tiene dentro del retorno la reinserción del investigador.



Explicó que, en general se trata de profesionales que hicieron su grado académico en Argentina y encaraban su doctorado en el exterior. De tal modo, al intervenir el Conicet,. Se les garantiza la continuidad de sus estudios de post grado en la Universidad que el investigador elija.



Uno de estos casos es el de Alicia Ares, investigadora del Conicet, mientras que en el de Moretti, es un científico que volvió hace ya dos o tres años. En tanto, Luis Omar Luciforo, comenzará a desempeñarse en Parques Nacionales, en Iguazú.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas