SEGUINOS

POSADAS

Misiones, una “gigantesca” farmacia de medicamentos vegetales

La recientemente aprobada ley de fitomedicamentos -impulsada por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira, – brindará a Misiones la posibilidad de explotar su perfil productor de vegetales para uso medicinal. Es que la Tierra Colorada constituye un escenario tan rico de “yuyos” tales como la carqueja, marcela, verde, romero, cola de caballo, pasionaria, que necesita ser explotado en el mercado, ya que infraestructura y mano de obra para hacerlo no faltan. Sobre esta temática se debatió en el programa /6p, conducido por Jorge Kurrle y emitido por /c6 y Canal 21 de Cablevisión.

“Cuando escuché de qué se trataba la ley, y cuando escuché que se aprobó pensé: ¡por fin! Y si se lo hace bien, es la mejor legislación, no de esta gestión, sino de los últimos 5 o 6 años”, destacó Emilio Lattes, en el envío televisivo.



En este sentido, observó que Misiones posee 30 mil kilómetros cuadrados de un gigantesco laboratorio que trabaja las 24 horas y que puede llegar a producir “una fortuna”. “De cada 5 dólares que dan vuelta el mundo, 1 está relacionado con los remedios. Bayer, quien le debe todo lo que tiene a una cáscara del sauce, es más fuerte que General Motors”, agregó.



Pareciera que la provincia de a poco fue acondicionando el espacio para lanzar este proyecto. Cuenta con facultades públicas que se encargan del área como la de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales, tiene la Biofábrica, rutas listas y además posee recursos humanos preparados para la tarea. “Faltaba la decisión, y a partir de ahora veremos cómo estos productos podrán ser vendidos en el mundo. Es un negocio redondo por donde se lo mire”, indicó el periodista, quien hizo una comparación entre el valor económico y medicinal de una pastilla y el de una bolsita de yuyos, y concluyó destacando el beneficio de esta última opción ya que para su producción los gastos son menores y sus efectos son mejores, mientras que una pastillita se basa en una “gotita” de algún vegetal y de mayores inversiones en químicos para su producción; no son naturales.



“Si planto soja, maíz y girasol y después vengo a ver cómo está, voy a darme cuenta de que los yuyos estarán más altos porque están acostumbrados a este territorio, no poseen agroquímicos y las pestes nos los atacarán. Ecológicamente, es imbatible, estamos plantando naturaleza”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas