SEGUINOS

EDITORIAL

Misiones y sus vanguardias medio ambientales demandan reconocimiento efectivo

La semana concluyó con una información que tiene gran significación para Misiones, una provincia que, como pocas, cuida su medio ambiente. La población de yaguaretés se ha triplicado en la selva, ese preciado retazo de Selva Paranense que la Provincia tiene como gran patrimonio natural. A pesar de su relativamente escasa superficie territorial –la segunda Provincia más pequeña del país-, Misiones resigna la explotación de esa riqueza medioambiental cooperando con la calidad de vida de los propios habitantes. Pero contribuyendo también a la mitigación del cambio climático. 

Porque Misiones tiene un 60% de su territorio con bosque nativo y los vegetales captan el carbono atmosférico, destruyendo los gases de efecto invernadero. De tal modo, su petición en el Parlamento regional del Clima, que sesionó por primera vez en el recinto del Senado de la Nación, está más que fundada: abrir el mercado a los bonos de carbono de modo de obtener una compensación económica. La posición fue expuesta por la diputada provincial Noelia Leyría.

Contemporáneamente, en Misiones, esa misma jornada en la que se recordaba el Día Mundial del medio Ambiente, escolares misioneros comprometían cuidado del Planeta en sus escuelas. Se trataba de la aplicación de una de las leyes promovidas por el presidente del Parlamento Carlos Rovira y aprobadas por unanimidad por la Cámara de Representantes. Rovira ha promovido legislación ambientalista de vanguardia, en procura de una preservación sustentable.

Lo que pone en evidencia una preocupación realista: Misiones es una provincia de limitada extensión territorial  y, sin embargo, la de mayor crecimiento poblacional. Resulta imperativo, entonces, resolver con inteligencia un aprovechamiento con criterio ambientalista de sus recursos naturales en pos de la calidad de vida de sus habitantes. Un debate ya está teniendo lugar en el ámbito de las comisiones del mismo Parlamento, también autoría de Rovira: declarar al agua cual recurso soberano, real y potencial.

Una iniciativa que ha sido llevada también al ámbito del Congreso de la Nación, porque las Provincias deben resolver todo aquello que concierne a sus recursos naturales. Y es menester que sean preservados atendiendo a las necesidades de su sociedad, en un mundo en el que, por momentos, se pretende dar marcha atrás con los dificultosos avances que se obtienen en el plano internacional. Cada vez más, las personas valorarán el medio ambiente en el que viven. De qué manera se proveen de alimentos. Cómo se construyen sus ciudades. Porque la contaminación ambiental es un hecho concreto y tangible.
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas