SEGUINOS

Sin categoría

Muerte en Maternidad: ordenan secuestrar más documentación médica

El juez de Instrucción Ricardo Balor ordenó a la Policía secuestrar una historia clínica y el protocolo quirúrgico en el Hospital Escuela y el sector de Maternidad para que la Junta Médica del Poder Judicial pueda analizar el desempeño de los médicos que atendieron en mayo pasado a Jazmín Barbieri (26), quien falleció tras dar a luz a su segundo hijo. El magistrado envió un oficio a la Seccional Tercera con el pedido y de ser necesario habilitando un allanamiento para conseguir la documentación que acredita el tratamiento que recibió la víctima al momento de la intervención quirúrgica luego del parto y su atención en el sector de terapia intensiva, donde finalmente se produjo el deceso.

Jazmín Barbieri el 18 de mayo pasado se dirigió a Maternidad del Hospital Escuela, ya que había llegado a la semana 40 de gestación. Pese a que el bebé que esperaba pesaba más de cuatro kilos, el médico que la atendió no habría aceptado realizar una cesárea. La madre se desmayó durante el parto a causa del intenso dolor y tuvo que ser sedada para terminar con el alumbramiento.


La joven sufrió un importante desgarro que fue suturado y pasó a una habitación común para recuperarse. Ese mismo día la paciente comenzó con fiebre y dolores intensos, pero no recibió ningún tratamiento ni control por parte de los galenos.
Unos días después, Jazmín fue dada de alta pero apenas llegó a su casa el cuadro febril se intensificó, al igual que los dolores. La familia la llevó de vuelta al Hospital, donde cuestionaron el desempeño de los médicos.  Según la hermana de Jazmín, hubo malos tratos por parte de la médica que los atendió, quien le comunicó que debía quedarse internada para una serie de análisis.


La víctima estuvo internada poco más de un día, desgarrada por intensos dolores. El lunes a la mañana, Jazmín fue sometida a una ecografía y el mismo médico que la había asistido en el parto la trató de “hinchapelotas”, y agregó que la joven no tenía nada físico, sino que era un problema psicológico.


El médico incluso dio intervención a la jefa de Salud Mental de Maternidad. La responsable les dijo que en realidad era un problema psicológico el que padecía Jazmín; pero un rato después fue llevada de urgencia a Terapia Intensiva, donde fue sometida a una intervención quirúrgica de urgencia debido a que sufría una grave infección.
Finalmente, la joven madre murió a causa de una sepsis generalizada que derivó en fallas renales y cardíacas que finalmente le provocaron el deceso.


La familia realizó una denuncia por supuesta mala praxis y ahora el juez Balor aguarda el informe de la Junta Médica para establecer si avanza en alguna imputación.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas