SEGUINOS

POSADAS

Muestras de pesar y afecto en el velatorio

Centenares de fieles se congregaron en la Catedral San Antonio mostrando pesar y afecto por ese obispo sencillo y bueno que fue Víctor Arenhardt, en vida. Junto a sus restos, los de su canciller, el presbítero Hugo Staciuk, igualmente muy apreciado en Oberá. En la noche de este lunes, a poco del arribo de los cuerpos se ofició la primera misa exequial.

Los restos mortales de Arenhardt recibirán cristiana sepultura, en la tarde de este miércoles en una tumba abierta en el costado derecho del altar de la Iglesia San Antonio. Su canciller, en tanto, el presbítero  Staciuk será inhumado en el cementerio La Piedad, de Oberá.  



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas