SEGUINOS

POSADAS

Murió perro detector de drogas Mateo

El 29 de agosto pasado, en forma sorpresiva, falleció el can detector de estupefacientes “Mateo” perteneciente a la dotación del Escuadrón 11 “San Ignacio” de Gendarmería. El perro raza labrador retriever cumplió una correcta y sobresaliente actuación en la lucha contra el tráfico ilícito de estupefacientes, lo que le valió innumerables distinciones por parte de la más alta conducción de la fuerza de seguridad, según destacaron.

Historial de Mateo



Nació el 26 de agosto del año 2000, en la ciudad de Mercedes, provincia de Buenos Aires. Desde el 2 de mayo al 2 de agosto del año 2001, recibió adiestramiento como can detector de narcóticos, en el centro de adiestramiento de perros especiales del Escuadrón 13 “ Iguazu” de Gendarmeria nacional; siendo asignado posteriormente al Escuadrón 11 “San Ignacio”, donde junto a su guia, sarg Edgardo Ruben Ceferino Vazquez, tuvo un sobresaliente desempeño, participando de innumerables actividades operativas contra el trafico ilícito de estupefacientes que, entre otros, dieron como resultado la incautación de cocaína, lsd, hatchis y gran cantidad de marihuana, hechos estos que le hicieron acreedor  durante los años 2005, 2006, 2007 y 2008, de  la distinción “Al Mérito” por su destacada labor en la lucha contra el narcotráfico, premios otorgados por la máxima conducción de la fuerza.



Entre tantos procedimientos llevados a cabo por el can Mateo los últimos más relevantes se destacan:



Procedimiento llevado a cabo el día 29 de mayo del año 2010, cuando una patrulla de la sección “Jardín América”, detecta en un camino terrado de la localidad de Leoni, un camión de gran porte, precintado y fuera de la ruta preestablecida para el traslado de mercadería en tránsito, donde la participación del mencionado can dio lugar a la incautación de 2.476,050 kilogramos de marihuana, la detención de dos personas y el secuestro de un camión marca ford con semiremolque, el cual transportaba disimulados en una carga lícita el estupefaciente mencionado.



El segundo de ellos, y no menos importante, fue llevado a cabo por personal de la sección “Puerto Rico”, el día 10 de junio del corriente año, quienes al efectuar el contralor de un camión que transportaba un cargamento de mandarinas,  cuyo olor no pudo confundir al can Mateo quien gracias a su inconfundible olfato dio las pistas para que el personal interviniente profundizara su labor y lograra el secuestro de 485,045 kilogramos de marihuana, con la detención de dos personas y el secuestro del rodado utilizado para el ilícito.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas