SEGUINOS

Economía

Pacto Fiscal: “Nación impone una presión tributaria similar al de países nórdicos”

La observación pertenece al vicepresidente de la Confederación Económica de Misiones. Alejandro Haene hizo referencia en declaraciones a C6Digital a los planteos realizado al Subsecretario de Emprendedores y Pymes de la Nación, Mariano Mayer, durante una reunión mantenida en la sede de la CEM. Entre otros aspectos, el Contador Público recordó que la idea primigenia de la firma del Pacto Fiscal entre Nación y las Provincias lo que hacía en principio era tratar de poner coto en Ingresos Brutos, por eso decía una alícuota máxima del 5 por ciento.

“Y después todas las provincias, incluida Misiones que votó la ley -si mal no recuerdo el 18 de diciembre y la publicó el 20 en el Boletín Oficial-. se establecía, por ejemplo, la Industria, 2 % este año; 1,5 el que viene; 1 después; 0.5 % y después, en el 2022, 0%. Y así muchas actividades tendiendo a la baja y/o a la extinción directamente del impuesto sobre los Ingresos Brutos. Esa era la esencia del Pacto Fiscal”, observó.

Explicó que el objetivo era tratar de bajar la presión impositiva provincial, sabiendo que, por ejemplo en el caso de Misiones, ese menú implicaba una pérdida de recaudación de alrededor de 3 mil millones de pesos. “Está tabulado eso”, apuntó Haene.

Según consideró el directivo de la CEM, a Misiones le conviene pero si el IVA no baja, si el Impuesto a la Ganancia no baja y en cambio sube el costo laboral en lugar de bajarlo, “entonces creería, tenemos una presión tributaria similar o por encima de los países nórdicos y resulta que después los servicios que nos dan desde la Nación no son de los países nórdicos”

Además, Haene recordó que cuando se quitó por disposición nacional y había un acuerdo previo, el impuesto de los Ingresos Brutos sobre las exportaciones, lo primero que dijo fue: ´espero que esto conlleve mayor toma de personal´.

“Lo que pasa es que cuando vos le sacás el 2,5 por ciento y le subís, por ejemplo, el costo laboral te dice pero, a ver, me sacan por un lado la Provincia, bienvenido sea, pero la Nación nos castiga por el otro. Entonces, cómo me van a pedir que tome más personal si el costo laboral en lugar de bajar me lo suben. Es como un contrasentido”, refirió el Vicepresidente de la entidad que nuclea a los empresarios de Misiones.

En este sentido, Haene sostuvo que por eso el sector al que representa en su momento alertaron a los legisladores. Seguidamente hizo notar que los legisladores de Misiones son 7 diputados y 3 senadores. “No mueven la aguja a la hora de una votación y esto había un acuerdo previo, podría decir con todo el compromiso de las Provincias de sacar la ley”, aseveró.

Para Haene, la cuestión es que cuando se observa la letra chica y a la interpretación de la puesta en vigencia. en lugar de bajar, sube la presión impositiva nacional. “Entonces, son esas cuestiones y por eso lo primero que le dije -fui el segundo orador, después del presidente (de la CEM)- fue decirle al Secretario de Pyme, ´mire, todavía encima tenemos un condimento extra: para la Afip las empresas que facturan más de 48 millones son grandes empresas y pasan a tributar en todo lo que tenga que ver con aportes patronales el 21 %”.

También le remarcó a Mayer que para la ley hay empresas que facturan hasta mil millones. “Cómo puede ser que la Afip no se pueda poner de acuerdo con la Sepyme”, le inquirió. Y, según Haene, le nombró inclusive el megadecreto de Macri de enero. “Preveía justamente dejar de lado esa dicotomía donde, más allá de que hay fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación dándole la razón a las empresas en donde dicen que lo que debe primar es los montos de facturación dictados por la Sepyme y no por la Afip, pero lo que pasa es que el beneficio que lograron son para las empresas que tuvieron el coraje y las espaldas para llegar a un dictamen de Corte Suprema”, subrayó finalmente.

Descargar Semanario Seis Páginas