SEGUINOS

POSADAS

Narcotráfico: Gendarmería ya decomisó 24 toneladas de marihuana

Las incautaciones de marihuana en Misiones no paran de crecer desde hace varios años. En lo que va de 2010, sólo Gendarmería decomisó 24 toneladas, cifra que adquiere mayor relevancia si se tiene en cuenta que en todo el país las distintas fuerzas de seguridad sacaron de circulación 51.800 kilos de Cannabis sativa prensada y lista para su comercialización. La droga secuestrada por los “verdes” en Misiones representa un incremento del 25 por ciento con respecto a los primeros ocho meses del año 2009 e implica una importante pérdida para las bandas dedicadas al contrabando del estupefaciente desde Paraguay.

Sólo el mes pasado se sacaron de circulación 4.400 kilogramos y se detuvo a doce personas por infringir la Ley de Estupefacientes.

Otro dato significativo es que de las 24 toneladas de marihuana incautadas en ocho meses -un promedio de cien kilos diarios- más de la mitad fue interceptada en la zona de Jardín América y poblaciones aledañas, lo cual permite deducir que las principales bandas de narcotraficantes que operan en Misiones tienen sus bases de operaciones en esa ciudad.

En la zona Norte de la provincia se suele decomisar una menor cantidad de cargamentos pero con un kilaje sensiblemente superior. “Son bandas que juegan un ‘pleno’. Si les sale bien obtienen una buena diferencia, pero también pierden mucho cuando los volteamos”, dijo uno de los hombres antidroga que trabaja desde hace varios años en Misiones.

Hoy día, en la provincia, la lucha contra el narcotráfico se halla en manos de Gendarmería y la Prefectura Naval. La Policía de Misiones cuenta con una división especializada pero con magros resultados hasta ahora.

Para advertir la importancia que tiene Misiones en cuanto al tráfico de estupefacientes, cabe mencionar que desde hace tres años funciona en la Tierra Colorada una unidad especial de investigación y procedimientos antidrogas que cuenta con el asesoramiento técnico y financiero de la DEA, el departamento antidrogas de los Estados Unidos. El grupo de oficiales está integrado por hombres de Gendarmería y Prefectura Naval que reúnen y analizan información vinculada a las distintas organizaciones que operan en la región.

El ministro de Justicia, Julio Alak, dijo en el seminario “Operación Sin Frontera” que las fuerzas federales de seguridad ya decomisaron más de 90.000 kilogramos de drogas ilegales en lo que va del año, unos 30.000 kilogramos menos que en todo 2009.

Allí, la embajadora de los Estados Unidos, Vilma Martínez, quien dijo su país y la Argentina tienen las “más altas tasas de consumo de cocaína de todo el hemisferio”.

“En 2009, las fuerzas federales de seguridad secuestraron más de 120 mil kilos de drogas ilegales, en tanto, en lo que va de 2010, la cifra ya supera los 90 mil kilos”, dijo Alak, frente al secretario de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, José Granero, y el director de Gendarmería Nacional, Comandante General Héctor Schenone.

Los 90 mil kilos “se componen de 4.200 kilos de cocaína, 51.800 kilos de marihuana, 34 mil kilos de hojas de coca y casi un millón de comprimidos de psicofármacos”, puntualizó el ministro.

Y agregó que “en los primeros siete meses de 2010, la Gendarmería Nacional ya superó la cantidad de marihuana secuestrada en todo el año 2009”.

“Este nivel inédito de actividad y eficiencia no es casualidad, es la consecuencia directa de una decisión política de combatir el narcotráfico a gran escala, de avanzar sobre los peces gordos, de cortar el hilo por lo más grueso”, planteó.

A mediados de mes, la ONU, a través de su Reporte Anual de Drogas 2010, colocó a la Argentina como el primer país en consumo de cocaína en América Latina, con una tasa de 2,6 por ciento de la población entre 15 y 64 años, y por primera vez, quedó al mismo nivel que los Estados Unidos.




Otros datos

En los primeros ocho meses del año, Gendarmería decomisó casi un millón de paquetes de cigarrillos ingresados ilegalmente al país, además de 90 armas de distintos calibres, en la mayoría de los casos por falta de documentación.

Con sus casi 2.000 hombres desplegados en toda la provincia -con tres unidades especiales de investigación que trabajan bajo las órdenes de la Justicia Federal- también secuestraron en ocho meses 230 vehículos, muchos de ellos robados en distintos puntos del país y traídos a la provincia para movilizar los cargamentos de marihuana desde la costa del río Paraná.

Esta fuerza federal tuvo un fuerte crecimiento en los últimos años no sólo en cuanto a medios, sino también de personal: en apenas seis años pasó de 17.000 a 27.000 hombres en todo el país.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas