SEGUINOS

POSADAS

Negó responsabilidad en el accidente que le costó la vida a un amigo

El joven conductor que el pasado 21 de enero protagonizó un espectacular choque en la intersección de las avenidas Quaranta y Jauretche, intentó mejorar su situación procesal en una ampliación de indagatoria ante el juez de Instrucción Marcelo Cardozo. Mauro Csatlos (19) dijo que perdió el control del Volkswagen Pointer que conducía cuando un Volkswagen Gol blanco al mando de una mujer se cruzó en su camino.

El imputado sostuvo que circulaba a 80 kilómetros por hora -las pericias accidentológicas hablan de una velocidad cercana a los 140 km/h- y que al volantear el vehículo se descontroló y terminó impactando contra un poste del alumbrado público.




Csatlos dijo también que esa noche no había ingerido bebidas alcohólicas, pero tras el accidente se negó a realizar la prueba de alcoholemia. Horas después, en el Hospital, el juez Cardozo ordenó la extracción compulsiva de sangre y el peritaje reveló que no había presencia de alcohol. “La pericia se hizo en horas del mediodía, cuando el imputado ya estaba con suero, lo cual pudo haber facilitado la eliminación del alcohol”, explicó un vocero judicial.




El joven automovilista dijo no recordar mucho su periplo esa noche, pero contó que fue a buscar a algunos amigos y luego a su hermano al boliche.




En el accidente, que ocurrió el 21 de enero, perdió la vida Lautaro Magri; mientras que Rodrigo García (17) y Leonardo Martínez (18), continúan recuperándose de las lesiones sufridas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas