SEGUINOS

POSADAS

No fue secuestrada, simplemente no quería ir a misa

Finalmente se develó la novela inventada por una jovencita que dijo haber sido secuestrada por personas que se movilizaban en el Fiat color negro, que la trasladaron a una zona alejada de la ciudad y la liberaron tras robarle el celular. Aunque la historia parecía una fantasía, la Policía se puso a investigar y llegó a determinar que, en realidad, la adolescente no quería ir a misa sino quedarse con su novio y buscó evadir la orden familiar, simplemente inventando un secuestro.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas