SEGUINOS

POSADAS

No ha perdido la fe y es abanderada en su escuela

Se trata de la joven Angela Villaba de 17 años, abanderada papal del Instituto Santa Catalina, quien con la ayuda de su familia viene haciendo frente a una extraña enfermedad de envejecimiento de la córnea de suy ojo derecho que la hizo temer por la pérdida total de la visión. Al menos así la diagnosticaron en Posadas relata ella y su padre, Héctor Villalba, para dar cuenta que después viajaron a Buenos Aires, donde un médico Ricardo Saldivar y profesionales de su instituto, trasladaron equipos desde Mendoza y pudieron determinar que no había perdido el 85% de la visión sino un 65 por ciento y que se estaba a tiempo de adoptar un tratamiento que le permitiera afrontar la espera de un transplante. “Hasta se podría evitar el transplante de córnea”, se entusiasma Angela y su padre.

Es que esta enfermedad denominada “queratono” se presenta en personas mayores de 50 años, no en adolescentes como es el caso de la joven misionera, cuya familia ha empeñado todos sus esfuerzos en procura de recursos que posibiliten su adecuada atención. Pero aún en la adversidad, la jovencita dice “no haber pedido la fe, la esperanza. Estoy segura que me voy a curar”, plantea tras admitir que su problema se detectó por un profesor. Que había advertido sus dificultades para ver el pizarrón no obstante sentarse en primera fila. “Pero se dio cuenta, inclusive que confundía los números”, recuerda. Y el padre confirma que entonces fueron a un oculista, que diagnosticó el problema aunque con una gravedad que no era tal y que les permite albergar muchas esperanzas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas