SEGUINOS

POSADAS

No le creyeron a la víctima y absolvieron al imputado acusado de violación

El Tribunal Penal de Eldorado absolvió a un joven que había sido detenido a mediados del año pasado acusado de violar a una prima de 16 años. Anteayer los camaristas decidieron dejarlo en libertad por considerar que el relato de la menor era inverosímil.



Un joven de 25 años que estuvo preso un año acusado de violar en una letrina a su prima adolescente, fue absuelto en un juicio oral y público que se realizó ayer en la ciudad de Eldorado.


 


Si bien no trascendió la identidad del joven, se supo que llegó al juicio encarcelado ya que en el Juzgado de Instrucción lo habían procesado por el delito de abuso sexual con acceso carnal.


 


La menor, que reside en Montecarlo, repitió en el Tribunal que el muchacho la sorprendió en una letrina, donde la maniató y accedió carnalmente. Pero su historia comenzó a hacer agua cuando los jueces le explicaron que era casi imposible que en un espacio tan reducido alguien pudiera cometer una violación de una persona atada de pies y manos. Y las dudas se incrementaron cuando la joven realizó una representación de los hechos.


 


El fiscal del Tribunal pidió la absolución del imputado por considerar que no se había probado la comisión del delito y los informes médicos revelaron que la defloración era de vieja data. En el mismo sentido se pronunció el abogado Máximo Franke.


El supuesto violador quedó en libertad en el mismo Tribunal y prometió no volver a aproximarse a su prima.


 


Tres años de prisión por matar a machetazos


 


En otro juicio, un hombre fue sentenciado a tres años de prisión y su hermano absuelto de un homicidio que ocurrió en agosto del año pasado en Montecarlo. El juicio se realizó en Eldorado.


 


Dos hermanos que llegaron a juicio tras las rejas por un crimen tuvieron dispar suerte, ya que uno fue absuelto y el otro recibió una pena leve porque los camaristas entendieron que actuó con un exceso en la legítima defensa.


En un bar de Montecarlo, Omar y Arnaldo Portillo habían tenido un entredicho con Daniel de Almeida. Cuando ambos se dirigían hacia su casa fueron interceptados por la víctima, que los atacó con un machete. La peor parte la llevó Arnaldo, que sufrió la amputación de dos dedos, lo cual motivó la reacción de su hermano, que desarmó al agresor y lo mató a machetazos.


Los hermanos fueron procesados por el delito de homicidio simple, que prevé penas de entre ocho y 25 años de prisión. Pero los camaristas del Tribunal Penal de Eldorado realizaron una inspección ocular en el lugar de los hechos y durante el debate escucharon atentamente la versión de los hermanos.


Así el fiscal pidió que Omar fuera sentenciado a cinco años de prisión por el delito de exceso en la legítima defensa y su hermano absuelto. Por su parte, la defensora oficial Ana María Mayerhofer pidió la absolución de ambos por entender que actuaron en legítima defensa.


Finalmente el Tribunal sentenció a Omar Portillo a tres años de prisión y dejó en libertad a su hermano por entender que no tenía responsabilidad en el hecho.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas