SEGUINOS

POSADAS

Nuevos equipos instalados en Itaembé Miní y Pozo Azul mejoran la calidad del servicio eléctrico

El presidente de Electricidad Misiones Sociedad Anónima, Sergio Ferreyra, dijo que se instaló un banco de reguladores de tensión de 33 KV en la Subestación Transformadora de Pozo Azul, con el propósito de resolver los problemas de baja tensión en el nordeste provincial. Además, destacó la instalación de un transformador de 33/13,2 KV con equipamiento de maniobra y protección de última generación en Itaembé Miní, hecho que también permitirá mejorar la calidad del servicio energético. Por otra parte, manifestó que se encuentran trasladando todos los equipos del sector de la usina, ya que la elevación de la cota del río Paraná podría afectar las instalaciones.

En un balance del año 2010 y proyecciones para el 2011 realizado en la mañana de este viernes, también comentó que están analizando las opciones para culminar con el pago de la deuda a los empleados de Emsa.



“La empresa trabaja con una planificación casi consolidada, con las gerencias en funcionamiento y con todas las áreas. Además, estamos resolviendo todas las cuestiones de la manera en la que pensábamos. Para el año que viene vamos a focalizarnos en la inserción de la empresa en la sociedad y en la relación con los trabajadores”, explicó.



Por otra parte, señaló que están tratando de cerrar las deudas con los empleados de Emsa y que en los próximos meses esperan poder cumplir con estos pagos. En tanto, observó que esperan dar un paso trascendental al intentar lograr que el operario tenga las cuentas al día con la institución y la misma con los usuarios.



Ferreyra solicitó paciencia a las personas con respecto a la atención, ya que se encuentran trasladando los equipos de la usina por la elevación de la cota del río Paraná. “Les pedimos que nos disculpen porque muchas veces tuvimos inconvenientes con algunos cortes, que obedecen a trabajos del área técnica ya programados, la mayoría de las veces, y otras que tuvieron que ver con las inclemencias del tiempo”, recalcó y agregó que para el 2011 esperan reinvertir en infraestructura para mejorar los inconvenientes que se presentan en materia energética.



Por otro lado, manifestó su reconocimiento al esfuerzo del personal que constantemente acompañan a la empresa en el trabajo. “La ventaja que tuvimos es este acompañamiento de las personas, pudimos salir de situaciones difíciles gracias a su colaboración. Por eso quiero agradecer su actitud”, indicó.



Cada uno de los trabajadores de la empresa recibirá en sus recibos el comprobante de la diferencia de lo que le está debiendo Emsa y la oferta que le brindará para subsanar este inconveniente que con el gremio estaba pactado en ocho cuotas, y por lo tanto esperan realizarlo de la misma manera con los empleados. “La deuda del 2003 al 2007 estará en el orden de 3 millones 600 mil pesos, y al sindicato se le debe un millón ochocientos”, finalizó.



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas