SEGUINOS

POSADAS

Obispo Bitar se preguntó si no era un “silencioso genocidio” autorizar un aborto

El obispo de Oberá Santiago Bitar envió un comunicado de prensa donde da cuenta de su posición del “más absoluto rechazo” al reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia, manteniendo su decisión de no dar entrevistas ni declaraciones personales a los medios. No habla, en cambio, de “echarlos de la Patria”, como sí se le atribuyera, cerrando la dura calificación dada a quienes están de acuerdo con el fallo del máximo tribunal de Justicia.

A continuación el comunicado del Obispo de Oberá, enviado a /c6 y /n6:



Comunicado del Obispo de Oberá

Con motivo de la Solemnidad de la “Anunciación del
Señor” y la “Jornada del Niño por Nacer”, saludo a
todas las madres embarazadas, a quienes en nombre
de Dios y de sus hijos les decimos ¡Gracias por el sí
a la vida! ¡Gracias por dar al niño ya concebido en el
seno materno la oportunidad de nacer!


Por otra parte, unido a la comunidad diocesana, manifiesto el más absoluto rechazo al fallo dado recientemente por la Corte Suprema de Justicia, abriendo paso para “legalizar” el asesinato de niños en el seno de la madre, concebidos en una violación.
Paga con su vida un inocente; nada se dice del violador y cargará para siempre con la culpa de una muerte la mujer, ya herida por el delito aberrante de la violación.
Cuando en estos días todo el país ha quedado conmovido por el asesinato de un niño de seis años de manos de su madre, ¿no es una contradicción que se permita la muerte de aquellos inocentes que no pueden defenderse?
Cuando en estos días hacemos memoria de los crímenes del terrorismo de Estado en los años de la dictadura militar ¿no es una contradicción que un Estado democrático no defienda los derechos humanos de los más pequeños y autorice, e incluso pueda llegar a obligar a médicos a asesinar criaturas inocentes? ¿No estamos acaso ante las puertas de un “silencioso” pero sangriento genocidio?

Querida mamá embarazada: un niño “pesará siempre menos en los brazos que en la conciencia”. Dale la oportunidad de nacer, como a vos te la dio tu madre. Y si sientes que tus brazos son débiles, no temas darlo en adopción. Hay muchos brazos de madres y padres dispuestos a recibirlo y educarlo.

Con mi bendición pastoral.
+ Damián Bitar, Obispo de Oberá

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas