SEGUINOS

POLICIALES

Ocultamiento del crimen cometido, agravaría situación procesal de policías

Se trata de los tres uniformados de San Vicente detenidos por la muerte de Juan Pereyra Da Rosa, el 10 de marzo último. Los investigadores creen que “montaron” la escena de un presunto robo de madera, por cuya razón se produjo un pretendido tiroteo que provocó la muerte de Da Rosa. Nada de esto habría sucedido, ya que no se encontraron vainas servidas que pudieran avalar la coartada del tiroteo. Juegan además en contra de los policías, dos integrantes de la patrulla de comando radioeléctrico y el tercero miembro de la comisaría de El Soberbio, las declaraciones de Sebastián De Sosa que caminaba junto al occiso cuando se produjeron “los disparos a matar” de los policías.

Vio caer al suelo a su compañero, pero pensó que era para protegerse y escapó el lugar. El juez subrogante del N°3 de San Vicente Antonio Cantero que entiende en la causa, dispuso la libertad por falta de mérito de De Sosa.

Asimismo, los investigadores están contando con la declaración de un cuarto integrante de la patrulla. Por lo que de confirmarse que se habría armado una falsa situación de robo de madera para ocultar la muerte de Da Rosa, la situación procesal de los uniformados se agravaría.

No es la primera vez que se descubre falsedad en los datos que proporcionan algunos policías. Ya ha ocurrido con el caso del denunciado abuso de una menor de Campo Viera, que motivó la suspensión de los policías de la Comisaría del lugar como en el del joven muerto en Corpus, que motivó la intervención de esa Seccional policial.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas