SEGUINOS

POSADAS

Operativo “Patio de fierro” en Posadas: acopiaban autopartes ilegales en el jardín de la casa y las vendían por Facebook

Ocultaban un depósito de autopartes ilegales en el patio trasero de la casa y las vendían a través de la red social Facebook. El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, detuvo al líder de una organización dedicada al desarme, desguace y armado de automotores en la ciudad de Posadas. Fue consecuencia de un operativo conjunto entre funcionarios nacionales, provinciales y la Policía de Misiones que permitió incautar más de 500 piezas.

“Este procedimiento fue posible gracias a la inteligencia criminal y el trabajo en equipo entre la Nación y la provincia. Tenemos un mismo objetivo: combatir los delitos complejos y llevarles tranquilidad a los ciudadanos”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

El operativo “Patio de fierro” fue desarrollado en forma conjunta por personal de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes –dependiente de la Dirección Nacional de Investigaciones que encabeza Rodrigo Bonini- y de la Dirección Verificación Automotores de la Policía de Misiones, bajo la coordinación del ministro de Gobierno, Marcelo Pérez.

La pesquisa arrojó información precisa acerca del “modus operandi” de la organización: se especializaban en la comercialización de repuestos por medio de la página de Facebook “Compra y venta de usados”. Las piezas se modificaban y se acopiaban en el jardín de la casa del principal involucrado, ubicada en el barrio Regimiento. Asimismo, se profundiza sobre la participación de su hijo, menor de edad, señalado como miembro de la red y encargado de la venta por internet.

Entre el material incautado en dos allanamientos, se encuentran paragolpes, radiadores, espejos, ópticas, puertas, compresoras de aire y accesorios exclusivos de vehículos importados y convencionales. Según las pruebas realizadas, el valor de los bienes secuestrados asciende a más un millón de pesos.

Asimismo, los uniformados decomisaron una computadora de escritorio y una notebook desde las que operaba la banda. El objetivo: continuar las tareas de inteligencia criminal para dar con todo el circuito ilegal de autopartes.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas