SEGUINOS

NACIONALES

Operativo “Seducción”: Carrió le dijo a Díaz Beltrán que quiere ser “la voz de las Pymes” en el Gobierno

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, el misionero Gerardo Díaz Beltrán, y el secretario general, José A. Bereciartúa, se reunieron con la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica en Cambiemos) para analizar las principales problemáticas de las Pymes “que son transversales a todos los sectores productivos”.

Entre las trabas abordadas se destacaron las altas tasas de interés, la eliminación del Decreto 814/01, los embargos fiscales que la AFIP hace a las Pymes, los adelantos de ganancias que les quitan recursos financieros, la alta concentración en la economía y la inexistencia de créditos blandos que, en consecuencia, generan un bajo nivel de inversión y dificultan el desarrollo de la Pyme.

Además, durante el encuentro coincidieron en que desde el Gobierno Nacional debería tenerse en cuenta la heterogeneidad del país para poder tratar las particularidades regionales. En ese sentido, la diputada se mostró “muy involucrada” con el desarrollo Pyme en el interior profundo. “Teniendo ya asegurada la República, el próximo paso es generar el crecimiento económico con las Pymes a la cabeza”, aseguró -sin detallar cómo se hará-, resaltando también que las pequeñas y medianas empresas son “indiscutibles dinamizadoras del tejido productivo nacional”.

Al finalizar la reunión, que según la Came se llevó a cabo “en un ambiente distendido”, Carrió garantizó continuar trabajando en conjunto con la entidad para delinear políticas que mitiguen el impacto negativo que genera la adversa coyuntura (profundizada especialmente desde que llegara a la presidencia el empresario Mauricio Macri de quien llegó a decir : “siempre sospeché que era corrupto y no me equivoqué” pero que luego formó una alianza política a la que se sumó la UCR institucional) y fomenten la capacidad productiva integral.

“Quiero hacer un seguimiento de la realidad de las Pymes y ser su voz dentro del Gobierno”, dijo ahora. En tanto, aún resuena la malograda profecía de la legisladora sobre la cotización del dólar. Fue cuando, suelta de cuerpo y sin el menor análisis de las finanzas, aventuró que el dólar se anclaría en 23 pesos. La realidad luego la superó. Sin inmutarse siquiera continúa “seduciendo” con sus “cantos de sirena” a algún empresariado desprevenido.

Descargar Semanario Seis Páginas