SEGUINOS

POSADAS

Otro desatino de gestión del Concejo Deliberante

En la mañana del miércoles 7 de abril el Concejo Deliberante de Posadas intentó notificar al secretario de Gobierno de la Municipalidad, Pablo Hassan, la citación para concurrir al recinto durante la sesión ordinaria del jueves 8.

La comunicación fue rechazada por el funcionario dada la manifiesta extemporaneidad del trámite que, según lo claramente establecido en la Carta Orgánica de Posadas, debe girarse al interesado con por lo menos tres días de anticipación y acompañada del cuestionario acerca de los asuntos respecto de los que se pretende obtener detalles y que resulten de competencia funcional del interpelado.



Con esta acción, el HCD acumuló una nueva irregularidad administrativa en torno de una cuestión oscura ya en sus inicios, cuando por mayoría el cuerpo deliberativo consideró –a contrapelo de lo dispuesto en la Carta Orgánica- que podía usar la excepcional figura de la interpelación para indagar respecto de expresiones atribuidas por la prensa a Hassan.



A pesar de que el secretario de Gobierno insistió en reiteradas oportunidades –como lo avalan todas las normas vigentes- en que la vía para dilucidar la existencia o no del presunto agravio es la de la justicia ordinaria y no la vía política de la interpelación, la circunstancial mayoría deliberativa se obcecó en su propósito. Así quedó demostrado el miércoles cuando hasta el menos avisado sabía ya que los plazos estaban harto agotados.



 Sin embargo, Hassan volvió a reiterar el miércoles su propósito y las instrucciones recibidas en ese sentido de parte del intendente Orlando Franco de responder institucionalmente al requerimiento del Concejo. “Debe entenderse –explicó el secretario de Gobierno- que debo ser consecuente con el juramento de respetar y hacer respetar la Constitución Nacional, la Constitución de Misiones y la Carta Orgánica de Posadas”. Con ello aludió también a que no hará lo que pueda apartarse de la normativa vigente.



Acerca de los plazos y del cuestionario que se le debería girar, señaló Hassan que el sentido común debería indicarles a los concejales autores e impulsores de la iniciativa que es imprescindible contar con el tiempo suficiente como para reunir toda la información que “los vecinos de Posadas y el Concejo” tienen derecho a conocer sobre los asuntos que competen a su área de gestión. “Ni qué hablar de que se trata de una elemental pauta para ejercer mi derecho de defensa que parecen desconocer o no querer tener en cuenta algunos concejales abogados”, especuló.  



¿Error o malicia?



En relación con la misma situación, desde la Dirección de Comunicación Institucional y Prensa, dependencia editora del Boletín Oficial de la Municipalidad de Posadas, se hizo notar la flagrante mentira en que incurrió el Diario Primera Edición que en una publicación sobre el tema aparecida el miércoles 7 de abril.



Se consigna allí: “Según un decreto publicado ayer en el Boletín Oficial Municipal, Hassan gozó de licencia desde tres día antes de que el Concejo resolviera convocarlo el 22 de marzo imposibilitando la notificación…” No es cierto.



El BO Nº 435, donde se reprodujo el Decreto 350 de fecha 23 de marzo de 2010 –que autoriza a Hassan a tomar licencia anual- se publicó el 25 de marzo de 2010, primer día hábil siguiente a la emisión de la norma.



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas