SEGUINOS

POSADAS

Para el diputado Schuster el problema del precio de la yerba tiene solución

“La producción y comercio de la yerba mate en nuestra provincia, atraviesan desde hace tiempo por distintas problemáticas, que se traducen en la falta de transparencia de las operaciones que rodean a dicho mercado”, sostuvo el diputado provincial Orlando Antonio Schuster (UCR).

Dijo que “la imposibilidad de contar con un sistema de control efectivo respecto del pago real del valor de la materia prima, termina por desencadenar en una puja entre productores, secaderos, molineros y el estado, resultando el productor primario la parte más débil; ya que no solo debe vender a un precio menor, sino que la efectivización del pago en la mayoría de las veces se traslada en el tiempo”.


Señaló que “como hombre del interior, conocedor de estos padecimientos, me he manifestado en varias oportunidades con un proyecto que propone un nuevo sistema basado en el estampillado y bancarización del comercio de la yerba mate, el cual garantiza no solo el efectivo pago del valor real de la materia prima al colono, simplificando los controles y con mínimos gastos, sino que brinda transparencia a la actividad”.


Propuso como sistema:


• El valor del kilo de  hoja verde será fijado de común acuerdo por los organismos estatales, entes privados y productores.
• El  valor de la estampilla incluirá el valor oficial proporcional a los kilogramos de hojas verdes necesarios para la elaboración del producto envasado.



“De esta manera los molinos para poder envasar la yerba mate deberán comprar la estampilla al precio fijado oficialmente, esta suma de dinero será depositada en una cuenta bancaria especial destinada solamente al pago de los productores”, explicó.


Además “los productores entregarán su producción de yerba mate a los secaderos; quienes en forma de pago  les proporcionarán un certificado donde conste la cantidad de hoja verde entregadas por los mismos. El Estado provincial sólo proveerá de certificados a los secaderos que estén debidamente registrados en el Ministerio de Asuntos Agrarios u el organismo que se determine”.


El productor para hacer efectivo el cobro de su producción deberá dirigirse a la entidad bancaria, y mediante la sola presentación del certificado adquirido cobrará el dinero que fue depositado previamente en la cuenta especial, que como dije proviene de la compra de estampillas por parte de los molineros.


A través de este sistema el productor de yerba mate tiene asegurado cobrar el precio oficial fijado por acuerdo. No hay forma que sea de otra manera, ya que el precio oficial está incluido en el valor de la estampilla, y los molineros si quieren envasar deberán pagar sí o sí ese precio.


Además este sistema tiene otros beneficios: se simplifican los controles, no se necesitan tantos inspectores, se evita la compra en negro, se sincera el mercado.


Los secaderos también son favorecidos ya que se les quita la responsabilidad de ser los financistas de los compradores de yerba canchada; porque éstos solamente tendrán que asumir el costo del secado de la yerba y quedarán liberados para negociar el precio ante los compradores de yerba canchada, precio que dependerá de la calidad, lo que hará que los secaderos procuren mejor calidad a fin de obtener mejores ganancias. 


Por otro lado el Estado provincial también resultará beneficiado con este sistema puesto que se transparenta la cadena de comercialización del producto.


Pero lo más importante de este sistema es que de una vez por todas se dará una solución efectiva y definitiva a la crisis del precio de la yerba, problema histórico que afecta a los colonos de nuestra provincia, para quienes la actividad dejó de ser rentable y desde hace años reclaman medidas que garanticen el cumplimiento de los precios, concluyó el legislador.-


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas