SEGUINOS

POSADAS

Para fin de año, los Tribunales estarán funcionando con sistemas estandarizados

En busca de una mayor eficiencia y como paso previo a la digitalización de los procesos. Funcionarios de la Suprema Corte de Justicia realizan un diagnóstico del estado de situación y recibieron propuestas. Fue durante las jornadas de capacitación encaradas en los dos Tribunales Penales, merced al convenio de cooperación suscripto con la Corte, que se extenderán después a los fueros laboral y civil. Lo anticipaba el ministro del Superior Tribunal de Justicia, César Santiago, quien se propuso como primer objetivo de gestión lograr la “despapelización” de la Justicia. Y lo publica el Semanario /6p en su edición Nº 42.

De su lado Eduardo Parody y Julio Quiñones, coordinadores de la Comisión Nacional de de Gestión Judicial de la Corte Suprema, explicaron que están trabajando con normas Iso –que son internacionales- adaptadas a la realidad nacional y al proceso judicial, ya que son las mismas que se emplean para cualquier otra actividad, para que con un diagnóstico de situación proponer una suerte de manual de gestión. “Nos hemos encontrado con mucho entusiasmo y ganas de trabajar. Inclusive, se nos hicieron llegar propuestas”, destacaron.



La primera acción estuvo destinada a que  “la organización se vea a sí misma, porque lo que inicialmente se plantea como situaciones inconciliables, terminaron identificándose como conflictos de procesos, que pueden superarse mediante mecanismos de administración de expedientes. Que es el propósito administrar el expediente judicial, de manera de dejar la decisión jurisdiccional e los jueces. Es una colaboración para el juez de modo que pueda actuar más tranquilo, más sereno”, explicó Quiñones.



Se trata de identificar “los cuellos de botella que muchas veces se presentan como problemas de infraestructura o de insumos y se termina percibiendo como mayor problema es de organización de procedimientos y capacitación”.



De su parte Parody manifestaba que el diagnóstico por elaborar permitirá “determinar de donde partiremos”, en tanto que ambos convinieron en que si bien una gestión se puede hacer con lápiz y papel en la medida en que se incorporen mayores herramientas tecnológicas, se avanzará en mayor eficiencia.



Recordaron que la intención es además incorporar a la gestión a organismos que colaboran con el tribunal, con alianzas estratégicas tras identificar “cuáles son nuestros socios en la producción del servicio; es decir la participación activa del destinatario, el ciudadano que debe ser protagonista”.



Indicaron haber encontrado “un gran entusiasmo. Inclusive nos sorprendió que nos trajeran propuestas” para consignar que todavía no se puede hablar si es o no suficiente la cantidad de personal disponible, ya que deberá medirse en función de la actividad que se desarrolla.




El ministro Santiago, por lo demás, recordó que estas actualizaciones promovidas por el Centro que incorporará a su designación de Capacitación la de Gestión, tienen por objetivo final llegar a la digitalización de los procesos judiciales, pensando en el destinatario del servicio: la sociedad misionera.



“No somos ignorantes de la realidad, de las trabas existentes en los procesos, que son de larga data. Enfrentamos asimismo el ‘siempre se hizo así’, pero podemos avanzar en acciones y concreciones” para superar las trabas. Dijo que disponen de medidas encaradas por los otros dos Poderes del Estado en busca de una mayor calidad institucional, que “acompañamos desde la Justicia. Sin ir más lejos acabamos de celebrar el décimo aniversario del consejo de la Magistratura que permite designar magistrados y funcionarios en tiempo y forma. A diferencia de lo que suicide con la Justicia nacional penal que se encuentra colapsada, precisamente por vacantes no cubiertas. Acá estamos designando nuevos jueces, capacitados y con mejoras en el acceso a la Justicia por parte del misionero”.




Santiago destacó que “hoy el ciudadano puede ejercer sus derechos y no sólo en este plano sino en los demás ámbitos alternativos, como la conciliación o la mediación que no necesariamente se da dentro de la Justicia”. En tanto y respecto de la digitalización, indicó que “nos hemos fijado propósitos del corto, mediano y largo plazo. Así para fin de año queremos contar con sistemas estándar de funcionamiento de los Tribunales Penales para trasladarlos después a los fueros laboral y civil, para instrumentar después auditorías de modo de asegurar reducción de tiempo y costos, asegurando la calidad”. (www.seispaginas.com o Semanario Seis Páginas Edición Nº 42 versión papel)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas