SEGUINOS

POSADAS

Para Irigoyen es un día de luto, señaló Gandulla

El intendente Jorge Oscar Gandulla confirmó que tanto la intendencia como Migraciones y Aduana, sumaron gestiones para acelerar el traslado de los cuerpitos de los cuatro niños argentinos que en la tarde del martes murieron ahogados en la pequeña laguna formada por als intensas lluvias de los últimos días en la naciente del río Pepirí Guazú que hace de frontera entre Argentina y Brasil, en este extremo Noreste del país. Gandulla dijo no pdoer establecer si eran niños de la calle pero sí que eran “conocidos” en la ciudad. Fuentes policiales dan da cuenta, de su parte, que eran niños que se dedicaban a pedir “unas monedas” entre los numerosos turistas que cruzan a diario en una y otra dirección, por este paso fronterizo seco, hacia los balnearios de Argentina y Brasil

“Las lluvias forman estos charcos, pequeñas lagunas que a poco de salir el sol desaparecen en una hora, o en hora y media, es simplemente una ‘enchorrada’ de la lluvia”, señalaba el alcalde quien señaló que los pequeños, que son oriundos de Irigoyen habían ingresado esa tarde del lado brasileño, por lo que cuando se meten al agua para refrescarse “la tarde era muy calurosa” y desparecen de la superficie, los primeros en ir a socorrerlos fueron los Bomberos de la vecina ciudad brasileña de Dionisio Cerqueira.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas