SEGUINOS

POSADAS

Para la Diócesis de Iguazú, hoy “hacer patria” es privilegiar el diálogo “plural”

José Roberto Cosio, de la Pastoral Social de la Diócesis de Iguazú reflexionó acerca del compromiso católico de cara a la celebración de la revolución de Mayo, en el inicio de las celebraciones por el Bicentenario. Lo hizo a propósito de aquella expresión de “hacer patria” y su significado en la historia y en la actualidad.

HACER PATRIA


“Hacer Patria” hasta hace unos años era sinónimo de trabajar de la mañana a la noche, de educar a las nuevas generaciones o bien de poblar zonas limítrofes cuidando la soberanía geográfica de nuestro territorio. Hoy eso ha cambiado. Estamos en los umbrales del Bicentenario del nacimiento de nuestra Patria y la Iglesia católica argentina entiende que el desafío de “hacer patria” consiste en que entre todos construyamos un proyecto de país nacido del diálogo plural. Un proyecto que resulte  del aporte de las personas y las instituciones. Se trata nada más y nada menos que perfilar la sociedad que queremos para las futuras generaciones y el papel que deseamos para nuestra patria en el concierto del mundo.


Sentarse a pensar, a decidir, a consensuar y a fijar un modelo país, parece ser la necesidad de este tiempo. Un modelo que no sea el fruto del gobierno de turno, sino que sirva para iluminar el corto, mediano y largo plazo. Un proyecto que no dependa del gobernante que asuma ni de las ideas que lo llevaron a ganar la contienda electoral. Un proyecto que nazca del consenso y no de la imposición de una ideología.


A la luz de este nuevo aniversario podríamos preguntarnos: ¿qué queremos a futuro? ¿cómo queremos que sea nuestro progreso? ¿con qué recursos lo haremos? ¿qué acuerdo éticos y filosóficos sustentarán nuestro proyecto nacional? ¿cuáles serán los valores, los principios, los objetivos y los actores que llevarán adelante su realización?


Se hace necesario discutir el modelo de país, no lo programático. Hay que auscultar el corazón de la patria y no quedarse en la cáscara transitoria y coyuntural que se le pone al país cada cuatro años. Se hace necesario construir políticas de Estado nacidas desde las diferencias y el consenso, desde las visiones de los distintos sectores: políticos, agrícolas, trabajadores, económicos, educacionales.


Algunos ejes o temas prioritarios de discusión que aparecen en el diálogo que la Comisión de Justicia y Paz del Episcopado Argentino viene sosteniendo en estos años con distintos sectores son: la inclusión social, los derechos y las obligaciones, la salud, la justicia, la seguridad ciudadana, la educación, reforma política y del Estado, medio ambiente, organización económica, integración regional y mundial, trabajo digno, tierra y hábitat, responsabilidad ciudadana.


En esta víspera del Bicentenario de la Patria, y apuntando hacia el 2010 … ¿no tendríamos que “ponernos la patria al hombro y hacer patria” discutiendo y definiendo qué y cómo queremos ser los argentinos en cada lugar al que pertenecemos?


José Roberto Cosio
Pastoral Social
Diócesis de Iguazú
    

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas