SEGUINOS

POSADAS

Para una navegación segura, conocer el río como las reglas

Conocedores del tema, dicen que las aguas del río Paraná ya no son las mismas de antes. Que sus movimientos son más intensos y su fuerza cada vez más potente. Los motivos son varios, entre los que se encuentra la inestabilidad del tiempo en la región. Ante esta situación, es necesario tener presente las recomendaciones que desde Prefectura realizan para navegar de una manera segura. Con el propósito de acercar estas observaciones a los ciudadanos, el equipo de /c6 realizó una entrevista a los encargados de esta área en la ciudad capital. “Las embarcaciones deben estar en buenas condiciones, desde el punto de vista de documentaciones como desde la parte de seguridad. Además, siempre que una embarcación esté por salir, los ocupantes nos deben informar el lugar de destino, a qué hora piensan volver, por dónde irían, así por cualquier eventualidad sabemos por dónde buscarlos”, resaltó el Jefe de Prefectura Posadas, prefecto principal Juan Parrotta.

Explicó que antes de navegar, es necesario controlar que el motor se encuentre en condiciones y que se cuente con el combustible correspondiente para el viaje de ida y vuelta. Además, es importante no sólo contar con salvavidas, sino que todas las personas a bordo la usen, ya que este elemento es garantía de seguridad. “Si uno logra flotar, se puede decir que está a salvo”, agregó.


 


Parrotta observó que hay dos tipos de personas que van a disfrutar del agua. Por un lado están los bañistas; en este caso, Prefectura colabora con la Municipalidad y con la Policía y por ello realiza controles en la zona costera para evitar que las personas se bañen en el Paraná. Por otra parte, están los navegantes deportivos, los cuales deben someterse a determinados controles. “Controlamos en las bajadas de lancha, en clubes náuticos, para dar cuenta de que las embarcaciones que están bajando cuentan con todas las medidas de seguridad. Además, tomamos nota de algunos datos sobre el lugar de destino, a qué hora estiman regresar, cuántas personas van a bordo, con el propósito de saber por dónde buscar si ocurre alguna eventualidad”, manifestó.


 


Por otro lado, el subprefecto Horacio Jara, recalcó la importancia de contar con todos los elementos de seguridad a bordo. Sostuvo también que el río cambió mucho y que por lo tanto, se extreman las medidas de seguridad. “Hay más cancha para navegar pero más precauciones para tomar”, indicó. on respecto a las cartas náuticas, a las cuales se las llama en la zona “croquis de río”, consideró que será necesario un cambio una vez que la Central Hidroeléctrica Yacyretá alcance la cota 83.



Por su parte, Parrotta expresó que también realizan controles de alcoholemia a los conductores de embarcaciones deportivas y mercantes. Para los primeros, se estableció un límite de 500 mililitros por litro de sangre, mientras que para los que conducen artefactos acuáticos, 200 mililitros por litro de sangre.



Destacó que en el 2005 se inició un proceso de preinscripción, una especie de censo para controlar el registro de embarcaciones. Hasta la fecha, hay 1249 embarcaciones de hasta una tonelada que corresponden al registro jurisdiccional de Posadas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas