SEGUINOS

POSADAS

Paraguay: afirman que hay mayoría legislativa para destituir al presidente Lugo

Ante la mirada nacional e internacional, el Senado paraguayo tiene previsto hoy dictar la sentencia que apunta a la destitución del presidente Fernando Lugo. Precisan de 30 votos, mayoría absoluta de dos tercios, y hasta anoche ya tenían asegurados 42 votos: 15 colorados, 14 liberales, 9 oviedistas y 4 patriaqueridistas. Solo tres oficialistas: Sixto Pereira, Carlos Filizzola y Alberto Grillón, están en contra del juicio al mandatario guaraní.

A las 16.30 está marcada la sesión extraordinaria en la que se dará a conocer el veredicto.

A las 12.00 Lugo debe presentar su defensa; a las 14.30, se realizará la admisión de pruebas, y a las 15.30, los alegatos.

El juicio político se inició en tiempo récord, ayer, en Diputados, con el acompañamiento de colorados, liberales, oviedistas, patriaqueridistas y el Partido Democrático Progresista (PDP).

Apenas se aprobó el libelo acusatorio, se llevó el documento hasta el Senado, en donde al mediodía, en una sesión extraordinaria, ya se le dio entrada inmediata.

Se declaró un cuarto intermedio de una hora para que se pueda elaborar un proyecto de reglamento para el enjuiciamiento. Para sorpresa de varios senadores, apareció en escena para ocupar su banca el recientemente destituido ministro del Interior, Carlos Filizzola, quien reasumió su papel de férreo defensor de Lugo.

El primer incidente fue con él, ya que el liberal Alfredo Jaeggli intentó echarlo de la sala, alegando que se tenía que revocar su permiso para que vuelva.

Intervino el presidente del Congreso, Jorge Oviedo Matto, para dejar la medida sin efecto, pidiendo apaciguar los ánimos.

Filizzola dejó constancia que estaba en contra del juicio político. Sostuvo que se trataba de una maniobra política para truncar el mandato de Lugo.

El liberal Miguel Abdón Saguier consultó por qué se ponían tan nerviosos, en abierta alusión a Filizzola.

Se aprobó en general el proyecto de reglamento, pero no acompañó el liberal Luis Alberto Wagner. Luego se pasó al tratamiento en particular.

TIEMPO PARA LA DEFENSA. El punto más polémico del reglamento fue el que tenía que ver con el tiempo que tenían los defensores de Lugo para el descargo. Se estableció que la exposición de la defensa no podrá durar más de tres horas.

El colorado Juan Carlos Galaverna intervino para sugerir que sean solamente dos horas.

Marcelo Duarte, de Patria Querida, insistió en que sean tres, y pidió no tomar como una cuestión de Estado el tema.

El colorado Hugo Estigarribia apoyó la tesis de Duarte, alegando que sería para resguardar ante cualquier eventualidad.

Galaverna, sin embargo, insistió en que sean dos. Señaló que se le quería tomar del pelo y consideró llamativa la ausencia de Sixto Pereira en la sala.

En ese momento, este último estaba en la plaza en plena manifestación. “Ombyaty gente hína” (Está juntando gente), acotó Oviedo Matto. Galaverna denunció que tenía información que se estaba repartiendo plata a cacharrata para que venga la gente a la capital a violentar.

El oviedista Herminio Chena pidió cierre de debate. Se presentó el calendario tentativo.

Filizzola intervino para protestar nuevamente para negar las amenazas de violencia.

Sostuvo que se busca embretar a Lugo y que se trataba de un mero trámite, ya que ni siquiera se le va a escuchar en el momento de la defensa.

Propuso que se le dé 3 o 4 días de tiempo para preparar su defensa, pero no prosperó.

A las 15.40, el Senado se constituyó en Tribunal, previo juramento de sus miembros.

Wagner pidió prudencia a sus colegas, alertando la visita de varios cancilleres de Unasur.

Se estableció una hora y media de tiempo para que los fiscales acusadores, en este caso un grupo de diputados, presenten sus argumentos. Esto se dio ayer, a las 18.00, duró 35 minutos y fue una mera lectura del documento. (Ultima HOra)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas