SEGUINOS

POSADAS

Partió primer cargamento de muebles comercializados a través del Iplyc

El primer camión cargado de muebles comercializados a través del proyecto Iplyc Familia Confort partió en la mañana de este martes desde el Establecimiento Maderpin, en la localidad de Campo Ramón, y tendrá como destino las provincias de Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero y Chaco. El cargamento incluye alrededor de 300 kits de juegos de living, mesas, sillas, camas matrimoniales, cómodas, mesas de luz, cunas funcionales, y la recientemente creada cama nido, confeccionados íntegramente en madera de pino.

El presidente del Directorio del Instituto Provincial de Lotería y Casinos Sociedad del Estado, Eduardo Torres, reiteró que el objetivo es transformar a Misiones en un Polo Mueblero. “Nuestra filosofía es que el juego  de azar –somos un ente regulador del juego-  tiene que ser un entretenimiento y que las utilidades se tienen que volcar a emprendimientos de estas características donde se puedan crear fuentes de trabajo y donde podamos desarrollar estas industrias”, señaló



Agregó que por lo general “nuestros carpinteros tienen un concepto artesanal, y no estaban acostumbrados a producir en serie a un costo que nos permita competir, que creo que le podemos hacer perfectamente”.



Aseguró que “esta primera partida es para nosotros un orgullo. Y a pesar de lo poco que conozco al titular de este establecimiento –Pablo Pintos- percibo que tiene una mentalidad diferente, coincidente con lo que pensamos  y demuestra que lo que uno se propone puede lograr con esfuerzo y voluntad”.



Sostuvo que el objetivo del Instituto es ir evolucionando en diseño y en calidad, y adelantó que en la ciudad de Apóstoles se instalará una cámara de secado, laqueado, con sopletes para pintura, con mezcladores, con una capacidad equivalente a 45 mil sillas mensuales. “Luego, la idea es hacer algo similar en la zona centro para que todos los carpinteros puedan entregar el mueble crudo en esos lugares y podamos uniformizar las calidades y la terminación”.



“No pretendemos transformarnos en una gran mueblería o un gran fabricante de muebles. Lo que hacemos es facilitar insumos, créditos, y canalizar la comercialización, cosa que el fabricante tenga tiempo de dedicarse a la actividad a pleno, mejorar la calidad, y producir en la escala necesaria para vender”, aclaró.



Torres adelantó la posibilidad de exportar sillas a Brasil, “donde existe un mercado que hace un tiempo atrás era impensado. Vamos para adelante a pesar de las críticas porque nos interesa el desarrollo de la provincia y el bienestar de la población”.



También habló de la posible capacitación de los jóvenes dentro de las carpinterías, y de la exposición de los muebles misioneros en Buenos Aires, a fin de vender en forma mayorista.



 



Con valor agregado



José Cura, vicepresidente del IPLyC SE, y responsable del programa, recordó que el sueño de los gobernantes misioneros es que la madera salga de la provincia con todo el valor agregado. “Y este es el trabajo que hacemos. Ya salieron doce créditos para maquinas neumáticas (italianas, chinas) que proveemos a las fabricas de muebles porque queremos que dejen de ser carpinterías artesanales, a fin que podamos ubicar sus productos en todo el país y en Brasil”, comentó.



Al respecto, el 28 de marzo acompañará a 42 industriales misioneros a una exposición de muebles (Movelsul 2012) que se realiza en la localidad brasileña de Bento Gonçalvez, y de la que participan 51 países. También viajarán a Gramado donde existen numerosas fabricas de muebles de madera, con la intención que conozcan todo acerca de la fabricación  en serie.



“Estamos creciendo en créditos para que las industrias tengan una mejor forma de trabajar, en la terminación, en el laqueado, lijado, y tinta y también ayudamos con la venta, por ahora en las provincias del NEA y NOA. Este envío tiene como destino a Santiago del Estero, Chaco, Córdoba y Santa Fe. El próximo será  a Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Formosa, Jujuy y Salta, para continuar con Buenos Aires y el resto de las provincias”.



Indicó que “nos acercamos a las fábricas, aserraderos y carpinterías, para que se interesen en la modalidad de los créditos y la comercialización para que todos puedan tener la misma oportunidad. En la próxima etapa será el turno de muebles de Mado, Montecarlo, Garuhapé, y Leandro N. Alem, donde existe una importante fabrica de sillas y mesas de paraíso.



Admitió que también trabajan con la Facultad de Artes de Oberá “a fin que los diseñadores puedan hacer sus pasantías en las distintas fabricas e ir diseñando muebles que tengan un estilo propio”.



 



Expectativas



Pablo Pintos, titular del establecimiento MaderPin -muebles de calidad y con estilo- manifestó que “esta es una prueba piloto a través de la cual se va conociendo el producto”.



Tras hacer una pausa en la tarea que realiza codo a codo junto a los cinco operarios, contó que hace diez años se radicó en Campo Ramón pero que anteriormente desarrollaba la actividad en la localidad bonaerense de San Fernando, una zona mueblera por excelencia.



“Venimos a experimentar acá y cuesta un poco porque no hay mucha conexión y si uno no la tiene, no trabaja. Tengo muchas expectativas porque es la primera vez que me vienen a ofertar algo, nunca antes tuve apoyo alguno”, acotó.



“Hoy se van 300 piezas pero producimos unas tres mil por mes. Por la cantidad de maquinas que tenemos se puede producir más pero el  problema es la mano de obra responsable”, lamentó.




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas