SEGUINOS

POSADAS

Pelea en un bar terminó con un parroquiano y los dueños heridos

Un hecho por demás confuso investiga la Comisaría de Campo Grande. Se trata de un caso de lesiones que terminó con los dueños de un bar y un cliente lesionados con armas blancas y un escopetazo. A las 21.15 de este domingo, la Policía recibió un llamado de Samuel Da Rosa, quien denunció por esa vía que había sido agredido y herido en un bar ubicado en el Kilómetro 17 de la ruta provincial 8, a unos 20 kilómetros de la localidad de la zona Centro. Cuando la patrulla estaba por partir en su auxilio, llegaron a la guardia Alberto Olivera (66) y su hijo César Rubén (21), quienes también presentaban golpes y algunos cortes.

Los hombres dijeron que momentos antes, en el bar que tienen sobre la ruta 8 se había producido una pelea.
 
Los Olivera contaron que cerca de las 21.00 atendían el local cuando irrumpió Da Rosa, quien sin mediar palabra agredió con golpes de puño a otro parroquiano, de apellido Gómez.


Los comerciantes salieron en defensa del hombre y en esas circunstancias fueron lesionados por Da Rosa, quien también sufrió un corte en la cabeza. Según el relato de los comerciantes, después que salieron del negocio para ir a hacer la denuncia, Da Rosa fue herido de un escopetazo, aunque hasta el momento se desconoce quién lo realizó. La víctima acusó a la esposa de Olivera, pero la mujer es discapacitada, trascendió.


Los dueños del bar recibieron atención médica ambulatoria, mientras que Da Rosa fue derivado al Hospital Samic de Oberá con una herida cortante en la cabeza y heridas de perdigones en las piernas y glúteos.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas