SEGUINOS

POLITICA

Peña admitió que la crisis cambiaria “tendrá un impacto de meses recesivos”

“Ya lo dijeron los ministros responsables del área económica, es probable que producto de este shock externo que hemos tenido, la crisis cambiaria tendrá un impacto de meses recesivos, pero el año va a terminar con crecimiento y el año que viene vamos a poder retomar ese camino”. Así fue el análisis sobre la actualidad económica que realizó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al finalizar una nueva reunión de Gabinete en la Casa Rosada.

En diálogo con los periodistas acreditados, el funcionario ratificó que el Ejecutivo no realizará una “convocatoria en particular” a la cúpula de la CGT, luego del paro general del último lunes.

“Nosotros vamos a seguir trabajando sector por sector, no nos cambia en nada una medida de fuerza ni una crítica al Gobierno en la convicción de que tenemos que seguir trabajando en una agenda de desarrollo, poniendo prioridad en la generación de trabajo”, señaló.

En este sentido, puso como ejemplo una de las tareas que deberá realizar el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, con la industria de la construcción para evitar que se paralice ese sector.

Al concluir la reunión, el propio Frigerio se dirigió a la sede de la UOCRA acompañado por el subsecretario de Coordinación de la Obra Pública, Ricardo Delgado, donde se está realizando un encuentro de los trabajadores con representantes de la Cámara Argentina de la Construcción.

Peña, además, reiteró que “las paritarias son libres; cada sector podrá encontrar el equilibrio para dar los aumentos posibles. El decreto fue solo un puente para las paritarias, nosotros no queremos crecer a partir de ajustar el salario real y en eso las paritarias son el instrumento”.

Sobre los próximos aumentos en naftas y tarifas de servicios públicos,  explicó que “el ministro de Energía (Javier Iguacel) va a trabajar junto al ministro de Hacienda (Nicolás Dujovne) para instrumentar el impacto de la devaluación en el sendero de tarifas para encontrar un equilibrio entre el respeto de los contratos y el bolsillo de los argentinos”.

Por último, y consultado acerca de si el Gobierno va a cambiar sus políticas (uno de los reclamos de la CGT), aseguró: “Hemos modificado muchísimas cosas, porque no vinimos a demostrar que tenemos razón; no vinimos a imponer un libreto o un discurso sino a trabajar en una agenda concreta y pragmática en la resolución de los temas, en un mundo tan cambiante encerrarnos nos llevaría a un muy mal destino”.

Fuente: Infoabe.

Descargar Semanario Seis Páginas