SEGUINOS

POSADAS

Penitenciarios se informaron sobre enfermedades infecciosas

En el marco del Programa Control de la Tuberculosis que lleva adelante el Ministerio de Salud de la provincia, la Dra. Patricia Colombana, máxima autoridad en la materia, brindó una charla informativa y de prevención a los Cadetes del Instituto Superior de Ciencias Penitenciarias “Comandante Andrés Guacurarí y Artigas” dependiente del Servicio Penitenciario Provincial. La profesional médica recordó que “evitar el contagio” es la principal medida preventiva.

La especialista, luego de ser presentada por la Directora del establecimiento educativo Alc. Mayor Myriam Patiño, refirió que  la tuberculosis, de acuerdo a los últimos datos estadísticos, afecta mayormente a los hombres que a las mujeres y agregó “las claves para evitar y curar esta dolencia son la prevención, la detección temprana y el tratamiento”.



“La tuberculosis es una enfermedad contagiosa que afecta principalmente a los pulmones (tuberculosis pulmonar), pero también puede atacar otras partes del cuerpo como la piel, los ganglios, el aparato pulmonar o el urinario (tuberculosis extra-pulmonar)”, explicó la especialista.



Colombana recordó que “evitar el contagio” es la principal medida preventiva. Y detalló que una de las formas de control es aplicar la vacuna BCG a todos los recién nacidos. “Así se previenen formas graves de TBC, como por ejemplo la Meningitis Tuberculosa”, indicó la encargada del Programa.



Otra de las medidas protectoras que promueve Salud Pública es consultar al Centro de Salud en el caso de que algún miembro de la familia tenga tos o catarro persistente por más de dos semanas. O cuando la persona expectora sangre, tiene fiebre, le falta el aire y registra pérdida de peso. La especialista también sostuvo que es necesario evitar el contagio de una persona a otra. “Para esto la mejor prevención es el tratamiento de todos los enfermos hasta su curación. El tratamiento es gratuito, dura seis meses y consiste en la toma de distintos fármacos”, explicó.



Colombana además resaltó que esta medida es vital porque una persona que sufre de TBC y realiza el tratamiento, deja de contagiar a partir de las dos semanas de empezado el mismo. Sólo debe cubrirse la boca al toser o estornudar, y mantener aireados o ventilados los ambientes.



Ocurre que esta enfermedad es producida por una microbacteria, conocida como bacilo de Koch. Nombre que hace referencia a su descubridor, Robert Koch (1843-1910) quien lo diera a conocer el 24 de marzo de 1882 a la comunidad científica, razón por la cual se conmemora en esa fecha el Día Mundial de la Tuberculosis. A pesar de los esfuerzos para controlar este mal, la tuberculosis continúa siendo una de las enfermedades infecciosas más importantes que enfrenta la comunidad mundial. Situación que llevó a la OMS a declarar a la TBC como emergencia de salud a nivel mundial y a estimar que aproximadamente: un tercio de la población mundial está infectado por mycobacterium tuberculosis (Agente causal).



Claves para entender la tuberculosis



¿Cómo se previene la TBC? Evitar el contagio es la principal medida preventiva. Una persona que sufre de TBC y realiza el tratamiento deja de contagiar a partir de las dos semanas de empezado el mismo; debe cubrirse la boca al toser o estornudar, y mantener aireados o ventilados los ambientes.



Vacunar con BCG a todos los recién nacidos, lo que previene formas graves de TBC, como por ejemplo la Meningitis Tuberculosa



¿Cómo se contagia La Tuberculosis? Se contagia cuando una persona sana tiene contacto cercano diario (4 horas) con otra persona que tiene la enfermedad y no está en tratamiento (miembros de la familia, amigos, compañeros de trabajo, etc).



Cuando la persona enferma tose o estornuda elimina las bacterias de la tuberculosis. Estas bacterias quedan suspendidas en el aire y pueden ser inhaladas por otra persona sana. No se contagia por compartir utensilios u otros elementos con una persona enferma, o por estrecharle la mano.



¿Cuándo se debe sospechar que una persona puede estar enferma de TBC? Tos y catarro por más de 15 días (Signo de mayor valor). Expectoración con sangre (Hemoptisis). Con o sin dolor torácico. Dificultad para respirar. Perdida de peso. Fiebre. Otros síntomas: Fatiga, sudor nocturno, decaimiento.



Es sumamente importante consultar inmediatamente a un servicio o personal de salud, para realizar los exámenes necesarios para arribar al diagnóstico e iniciar el tratamiento tan pronto como sea posible para curar la TBC. Tanto el diagnóstico como el tratamiento son gratuitos en todo el país



Finalmente, la Dra. Colombana, anticipó que este tipo de charlas, se repetirá –en el ámbito penitenciario – el próximo 27 de septiembre, oportunidad en que visitará la U.P.I de Loreto; pero esta vez la charla estará dirigida a los internos.



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas