SEGUINOS

ECONOMIA

Pese a la baja del dólar, la inflación de octubre apunta al 5% por los aumentos de las tarifas

El próximo miércoles, el Indec dará a conocer el índice de precios al consumidor de septiembre, que subiría entre 6 y 7%. Mientras tanto, los analistas ya están previendo que en octubre la suba del IPC será algo menor. Pero no mucho: estará en el orden del 5%.

Sucede que la aguja inflacionaria durante este mes, arrastra -para empezar- unos 2,5 puntos de septiembre, claramente impactado por la devaluación de comienzos de mes, cuando el dólar llegó a superar los $40. Además, en octubre, se suman otros rubros que inciden puntualmente, como el gas, los combustibles, los alimentos y las prepagas.

“La primera semana del mes, sólo en el rubro Alimentos, nos dio 5,5%. A esto hay que computarle un impacto del 1,8% que corresponde a las tarifas, naftas y prepagas”, cuenta Federico Furiase, economista de la consultoraEcoGo. Su estimación es que la inflación de octubre se ubicará entre 5 y 6%. Con lo cual, la variación interanual se ubicará en el 46,5 /47%.

En particular, sobre los alimentos, el analista explica que “en parte es un traslado a precios por la devaluación pero otro tanto, es una aceleración que notamos en la primera semana del mes”, señaló.

En octubre, además del arrastre estadístico del mes anterior, están contempladas subas en precios regulados como las tarifas de tren (15%) y de colectivo (11%) más un aumento superior al 10% en los combustibles. También un ajuste en las prepagas (7,5%), en los peajes (20%) y otro 30% en el gas.

Teniendo en cuenta estos factores, otros analistas, como Camilo Tiscornia, advierten que el “piso de la inflación de octubre es del 4%”. En tanto para la consultora de Orlando Ferreres, es del 4,6%.

Para Gabriel Zelpo, analista de Elypsis, el piso del indicador de este mes es del 5%. Algo que lleva la presión inflacionaria al 46% a nivel interanual.

Según su visión, el arrastre de septiembre, ya le suma 2,5 puntos a la variación de octubre. Y a eso, se le suman los mayores gastos en las tarifas del gas, en los aumentos que registraron los combustibles y algo de prepagas. Si bien, estas últimas no inciden tanto a nivel nacional, aclaró.

“Tenemos un piso bastante alto, con una desaceleración de la inflación núcleo. Hay impacto de pass through (traslado a precios) pero el más fuerte fue en septiembre. En noviembre y diciembre, el IPC va a desacelerar por el menor aporte de los regulados y porque la devaluación va a ir quedando atrás”, explicó el analista. “De todos modos hay que esperarla arriba de 3% en promedio para esos dos meses”, estimó.

En el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), del Banco Central los pronósticos de corto plazo de los analistas indican implícitamente una tasa de inflación mensual para septiembre del 5,9%. Se reducen al 4% en octubre, al 3% en noviembre y al 2,7% en diciembre.

Fuente: Clarín.

Descargar Semanario Seis Páginas