SEGUINOS

POSADAS

Piden a Cristina que incluya a Andresito entre los Patriotas Latinoamericanos

Un grupo de jóvenes le solicitó a Cristina la incorporación de Andrés Guacurarí y Artigas entre los Patriotas Latinoamericanos que integran el Salón con sus retratos en Casa de Gobierno. Ocurrió en el marco del festival que se hizo el viernes por la culminación de las obras de Yacyretá.



En el marco de la celebración por el llenado del embalse de la represa hidroeléctrica de Yacyretá a cota 83, un grupo de jóvenes se acercó a la presidenta y le entregó un retrato de Andrés Guacurarí, además de una “justificación histórica” en la cual se exponían los motivos que fundamentaban la incorporación del retrato del prócer guaraní junto a los patriotas de todo el continente.



El pedido formal, fue acompañado por una nota del ministro coordinador de Gabinete de la Provincia de Misiones, Ricardo Escobar, quién auspició la presentación ante la presidenta. En dicha nota, el funcionario explicó que la importancia del personaje “radica en la trascendencia simbólica que tiene Andresito, no sólo en el contexto de su pasado sino, fundamentalmente, por la reinterpretación que se hace del mismo desde el presente”.



Para el jefe de gabinete de Misiones, la posibilidad de incorporar a Guacurarí en el Salón de Patriotas Latinoamericanos “es un reconocimiento que supera a la exclusiva trayectoria de vida de Andresito, para hundirse y fundirse en un reconocimiento amplio a nuestros pueblos originarios. Así, presente y pasado se unifican en el contexto de un país que nos incluye, nos integra y nos brinda derechos para todos y todas”.



La “Justificación histórica” que acompañó a la nota del Jefe de Gabinete, fue redactada por el historiador misionero Pablo Camogli, quien recordó que Andresito “no sólo fue el primer aborigen en gobernar entre sus pares al ser designado Comandante General de Misiones, sino que, además, es el único aborigen en gobernar entre blanco en nuestra historia, ya que también fue, durante siete meses, Comandante General de Corrientes”.



Para el joven historiador, Guacurarí “es una figura clave de la década revolucionario e independentista de 1810” y sólo debido “a que la historia oficial lo invisibilizó” es que no tiene el “reconocimiento adecuado a sus méritos y su lucha libertaria”.



El Salón de Patriotas Latinoamericanos fue inaugurado el 25 de mayo de 2010, en el marco de los festejos multitudinarios por el Bicentenario de la Revolución de Mayo.



Allí, figuran los retratos de 24 próceres de la Patria Grande, entre otros, aparecen José de San Martín, Simón Bolívar, Ernesto “Che” Guevara, Farabundo Martín y Tupac Amarú.




¿Quien fué Andresito?



Andrés Guacurarí nació en la costa del Uruguay en 1778. De origen guaraní, emigró hacia la Banda Oriental en busca de trabajo. Allí, conoció a José Artigas, quien lo adoptó como su hijo y lo transformó en uno de sus principales lugartenientes. A partir de aquel encuentro, Andresito sumó el apellido Artigas a su firma, pasando a llamarse Andrés Guacurarí y Artigas.



En 1815, fue designado Comandante General de Misiones, puesto desde el cual impulsó las ideas federales básicos: la igualdad entre los hombres y el principio de la soberanía particular de los pueblos.



Durante su gobierno, Misiones recuperó parte de sus límites históricos, que habían sido ocupados por los portugueses y los paraguayos. Además, se impulsó la reorganización
política de la provincia, el desarrollo productivo y comercial y un incipiente proceso industrializador vinculado a la industria armamentista.



A fines de 1818, el ejército guaraní se sumó a la contienda civil en el Río de la Plata. Andresito en persona comandó el ataque sobre Corrientes, ciudad que ocupó y gobernó durante siete meses, tiempo en los cuales mantuvo una tirante relación con la aristocracia blanca local. Además, remitió hacia Santa Fe, una escuadra fluvial y un grupo de soldados para colaborar con el gobernador santafesino Estanislao López en guerra contra Buenos Aires.



En dos oportunidades, el ejército misionero invadió el Brasil como parte de las operaciones definidas por José Artigas en la Banda Oriental. En la segunda de estas ocasiones, Andresito fue capturado por el enemigo y remitido prisionero a Río de Janeiro. Allí, se perdió el rastro sobre su vida y se desconoce si murió en la cárcel o si fue liberado.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas