SEGUINOS

POSADAS

Piden un aumento mínimo del 20% en el precio del tabaco

De acuerdo a los aumentos de los costos de producción y luego de un análisis de estas variables, el diputado provincial Héctor Bárbaro, del Partido Agrario y Social, expresó que el tabaco deberá tener un incremento mínimo del 20 por ciento en su precio actual para que los productores no terminen el año en rojo. Según los comparativos realizados por el sector, la concertación de precios para la zafra 2011 – 2012 deberá establecer un valor mínimo de 10,50 pesos por kilogramo.

“Este valor es el piso para empezar a discutir, ya que el costo de producción se incrementó de manera considerable. Los principales insumos utilizados en la producción aumentaron alrededor de un 23%; la mano de obra duplicó su valor y el combustible se incrementó en más de un 35% en las zonas tabacaleras. Por debajo de ese valor ni siquiera se puede negociar, pues si consideramos el incremento del dólar en el último año, que pasó de $4,08 a casi $4,30, el tabaco sin ningún aumento por parte de las empresas, ya debería alcanzar un precio promedio de $9,21”, señaló el legislador.



Bárbaro también dejó expuestas a las empresas tabacaleras al desbaratar el  principal argumento que suelen utilizar para justificar los bajos precios: “Este año las empresas no van a poder decir que existe superproducción de tabaco, ya que hubo grandes pérdidas por sequía en la zona norte de la provincia y de granizo en la zona del Alto Uruguay”, señaló.



También explicó que en Brasil y China, principales productores de tabaco, se espera igualmente una reducción en la producción por pérdidas ocasionadas por distintas inclemencias climáticas, como el granizo el sur de Brasil y la mayor sequía registrada en los últimos 100 años en  el suroeste de China, principal región productora de ese país.
En la campaña 2008/09 se fijó un precio promedio de $8,01 por kilogramo, pero en la inmediata posterior sólo se incrementó ese precio en 67 centavos, y desde entonces la rentabilidad del sector “se vino a pique”  apenas salvada por los aportes del Fondo Especial del Tabaco.


 “Sin estos aportes la producción sería inviable”, explicó Bárbaro, y lamentó que el impuesto a la venta de cigarrillos que conforma el FET, en lugar de subsidiar al productor, se use para aumentar los márgenes de ganancia de las empresas tabacaleras que lo utilizan para fijar el precio, y terminan pagando menos que en países vecinos. “Por ejemplo en la campaña anterior se pagó el tabaco burley de primera, U$S 3,85 (R$6,70), mientras que en Misiones por la misma variedad se pagó U$S 3,06 ($12,50)”, ejemplificó.




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas